Samca señala que su principal objetivo es la recolocación de los trabajadores


Publicado 17/01/2019 19:59:52CET

TERUEL, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Samca está manteniendo reuniones "constantes" con los trabajadores subcontratados en sus minas de Ariño y Foz Calanda (Teruel), desde que este miércoles anunciase el cese de su actividad de extracción en estos emplazamientos, ya que Endesa tiene suficiente carbón para la Central Térmica hasta su cierre en 2020. "Ahora el principal objetivo es el empleo", han señalado fuentes de la compañía minera a Europa Press.

En este contexto, Samca ha estado manteniendo varios encuentros con los empleados subcontratados. La minera ha asegurado que recolocará a las 40 personas que tiene en plantilla y que está haciendo todo lo posible para hacer lo mismo con los subcontratados, un total de 155. La empresa cree que en un plazo de "dos o tres días" tendrá "una foto fija de la situación".

Samca impulsará "a corto plazo" una serie de "proyectos alternativos" a la minería del carbón en las Comarcas Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Aragón, que comportarán inversiones superiores a los 50 millones de euros y la creación de más de un centenar de puestos de trabajo durante los próximos años.

Entre estas iniciativas se encuentra la construcción de un centro de I+D+i y de una planta industrial para el uso del carbón en la fabricación de fertilizantes, que dará comienzo en unas semanas y para la que el Grupo Samca va a solicitar al Gobierno de Aragón la declaración de Inversión de Interés Autonómico conforme al Decreto-Ley 1/2008, "necesaria para el desarrollo inmediato de dicho proyecto industrial".

Por su parte, Endesa pagará 3,5 millones de euros a Samca por el cese de suministro de carbón de la mina de Ariño para la Central de Andorra. Esta cantidad se deberá invertir en la zona afectada por el cierre de la térmica en 2020.

De esta forma, Endesa y Samca han alcanzado un acuerdo para dar por resuelto el contrato de suministro de carbón a la Central Térmica de Andorra con fecha 31 de diciembre, de manera que la compañía minera no suministrará las 825.000 toneladas previstas en 2019, de ahí el pago de los 3,5 millones.

Esto se debe a que la térmica dispone de reservas de 800.000 toneladas de carbón autóctono, a las que se sumarán otras tantas de mineral de importación, que permitirán continuar la producción energética hasta la fecha anunciada del cierre, el 30 de junio de 2020.

Contador