Santisteve sugiere a la DGT modificar la normativa y establecer un límite genérico de 30km/h en vías urbanas

                               El Alcalde De Zaragoza, Pedro Santisteve
EUROPA PRESS
Publicado 08/10/2018 17:52:15CET

ZARAGOZA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, se ha dirigido por carta al responsable de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, para ofrecer su colaboración en apoyar la seguridad vial y la promoción de los entornos urbanos saludables y de calidad. Por este motivo, ha propuesto en la misiva la modificación de la normativa nacional que contemple la reducción de la velocidad máxima en las vías urbanas, estableciendo un límite genérico de 30 km/h.

Asimismo, ha recordado otra de las reivindicaciones del Ayuntamiento que ya se ha dirigido a la DGT anteriormente, como es que "el ordenamiento jurídico nacional recoja las particularidades de la bicicleta en la ciudad".

Zaragoza en 2009, ha recordado Santisteve, ha sido "la ciudad pionera en definir todas las calles de un único carril por sentido como vías pacificadas, con un límite máximo de 30 km/h y prioridad para bicicletas".

"Estas calles, que suponen el 80 por ciento del viario de Zaragoza, han contribuido a crear entornos más seguros, limpios y amables en las calles secundarias de nuestros barrios, así como a ofrecer itinerarios más atractivos para la bicicleta", ha expuesto el alcalde al director de la DGT.

Santisteve ha adelantado a la DGT que la capital aragonesa aprobará en fechas próximas el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que avanzará en la jerarquización viaria, según la cual tan sólo las arterias que forman parte de la malla básica mantendrán la limitación de velocidad a 50 km/h.

Para el resto del viario de la ciudad, el PMUS prevé una organización en torno a varios niveles de pacificación del tráfico, desde Zonas 30 y Zonas 20, hasta Áreas de Prioridad Residencial y Supermanzanas, con intervenciones que van desde la eliminación del tráfico de paso hasta la peatonalización, pasando por limitaciones de velocidad, regulación o supresión del aparcamiento en superficie o regeneración urbanística.