UGT Aragón alerta de que las altas temperaturas incrementan las posibilidades de sufrir un accidente laboral

Publicado 26/06/2019 14:47:05CET

ZARAGOZA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

UGT Aragón ha advertido que las altas temperaturas, que se registrarán en Zaragoza a partir de este jueves, incrementan las posibilidades de sufrir un accidente laboral. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha emitido un nivel de aviso naranja y se esperan máximas de 44 grados en la provincia.

Por ello, es necesario extremar las precauciones y el estricto cumplimiento de la normativa por parte de las empresas, en lo relativo a la prevención de riesgos laborales. Realizar trabajos a la intemperie con estas temperaturas o actividades en lugares cerrados donde se pueden alcanzar temperaturas extremas conlleva riesgos, especialmente en los sectores el agrario, la construcción, el sector servicios y también el
industrial.

UGT Aragón ha instado al cumplimiento de la jornada intensiva de
verano para aquellas actividades que se desarrollan al aire libre. También ha destacado la importancia de que los trabajadores estén formados e informadas sobre los riesgos existentes en sus puestos de trabajo, así como de las medidas preventivas que se han de aplicar y exige a las administraciones públicas y a la Inspección de Trabajo que extremen la vigilancia en el cumplimiento de la normativa y los convenios colectivos en relación con la prevención de estos riesgos laborales.

EFECTOS DEL CALOR

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) define el estrés térmico por calor como "la carga de calor que los trabajadores reciben y acumulan en su cuerpo y que resulta de la interacción entre las condiciones ambientales del lugar donde trabajan,
la actividad física que realizan y la ropa que llevan".

La exposición al calor puede causar efectos sobre la salud de diferente gravedad, tales como erupciones en la piel, edema en las extremidades, quemaduras, calambres musculares, deshidratación, agotamiento. Pero, sin duda, el efecto más grave es el golpe de calor, que se da cuando la temperatura corporal supera los 40,6º, siendo mortal
entre el 15% y 25% de los casos.

Para evitar estas situaciones, UGT ha insistido en la importancia de adoptar medidas preventivas. Si se trabaja a la intemperie, las gorras y las cremas de protección solar (factor 50) son fundamentales y han de ser facilitadas por el empresario; hidratarse continuamente y realizar descansos a la sombra; reducir la exposición al sol en horas de más calor y adaptar los horarios para realizar la mayor carga de trabajo en horas de menor temperatura, son algunas de las recomendaciones del sindicato.

Un golpe de calor en el puesto de trabajo tiene que ser considerado accidente de trabajo, han recordado desde UGT Aragón.

Contador