Actualizado 16/06/2007 19:18 CET

27M-M.- De Lorenzo dice que con su edad y su experiencia "está inmunizado contra la arrogancia y la prepotencia"

OVIEDO, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, manifestó que con su edad biológica y con su experiencia "está inmunizado contra la arrogancia y la prepotencia y contra esas enfermedades que suelen tener los políticos juveniles".

De Lorenzo realizó estas manifestaciones durante su discurso de investidura en su quinto mandato como alcalde al frente de la corporación ovetense. El regidor ovetense dijo que con su mandato "no hay engaño posible" y argumentó esta afirmación diciendo que "es como es y no va a cambiar y todo el mundo ya lo conoce".

El regidor ovetense expresó su deseo de que todos los ciudadanos de Oviedo estén "satisfechos" con su labor aunque dijo que "gustar a todo el mundo es una utopía". De Lorenzo se consideró un "liberal convencido" por lo que abogó por la unión de la iniciativa pública y la privada para "construir una ciudad próspera".

"El objetivo de la política del ayuntamiento de Oviedo es conseguir la igualdad de todos los ciudadanos", dijo y añadió que todos sus esfuerzos van dirigidos en esa línea.

Respecto a las políticas sociales, el regidor ovetense, destacó la red de 50 centros sociales del municipio "tanto en la zona urbana como en la rural" y prometió la creación de cinco centros infantiles de cero a tres años en los barrios con mayor población. También apostó por facilitar el acceso y la estabilidad de las mujeres e impulsar la conciliación entre la vida familiar y laboral.

El alcalde de Oviedo realizó un repaso de las promesas electorales e hizo mención en la construcción de las dos losas en Santullano y en la Ronda Sur, así como la construcción del palacio de calatrava, del que dijo que "va a marcar un antes y un después en la economía de Oviedo".

Por su parte, De Lorenzo afirmó que Oviedo es uno de los pocos municipios españoles que logró contener la subida de los precios de la vivienda, "que en 2006 no superó el IPC, mientras que en Gijón el precio de las viviendas subió un diez por ciento".