El acusado de masturbarse en Gijón frente a tres menores alega que ese día estaba de excursión en Cangas de Onís

Publicado 25/06/2019 18:20:18CET

GIJÓN, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El hombre juzgado este martes por supuestamente haberse masturbado delante de tres menores en un parque de Gijón ha negado los hechos y ha alegado que ese día estaba en Cangas de Onís, de excursión con la familia.

Así lo ha indicado durante el juicio celebrado en el Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón, en el que las tres menores han declarado por videoconferencia. También han testificado los padres de estas, al margen del propio procesado.

La Fiscalía ha mantenido tras la vista oral la petición de un año de cárcel, mientras que la defensa ha solicitado la libre absolución de su cliente, ha confirmado a Europa Press su abogado, Javier Fernández.

El letrado de la defensa, asimismo, ha protestado formalmente por no haberse admitido como prueba unas imágenes hechas con el móvil en las que se ve al acusado con familiares suyos, y que probarían, según él, que estuvo de excursión desde las 10.00 horas hasta las 22.00 horas que regresa.

Tampoco ha estado conforme el abogado del procesado con la identificación de su cliente, ya que de seis menores que presenciaron los hechos --tres de ellas denunciaron--, solo una lo había supuestamente identificado a través de unas fotografías que les mostró la Policía. Incluso ha puesto en duda las imágenes mostradas, dado los distintos rasgos entre ellas y la de su cliente.

DELITO DE EXHIBICIONISMO

Cabe recordar que, según la Fiscalía, los hechos sucedieron sobre las 18.00 horas del 6 de mayo de 2018, en las inmediaciones del parque ubicado en las calles Leopoldo Alas y Lope de Vega de Gijón, próximo a un colegio. Según la Acusación pública, el acusado, al observar a tres menores (nacidas en 2004 y 2005), que estaban juntas, les mostró sus órganos genitales y se masturbó en su presencia.

El acusado ha sido condenado en 15 ocasiones anteriores por diferentes delitos, entre ellos, exhibicionismo en 2013. Por este motivo, la Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de exhibicionismo del artículo 185 del Código Penal, con la agravante de reincidencia.

Además de la pena de cárcel, solicita para el procesado la prohibición de comunicarse con las menores por cualquier medio y aproximarse a ellas a menos de 500 metros, al parque donde ocurrieron los hechos y al domicilio y centro de estudios de las mismas durante 3 años.

También solicita libertad vigilada, consistente en obligación de participar en programas formativos de educación sexual durante el mismo espacio de tiempo, abono de las costas procesales y pago de una indemnización a cada una de las menores (a sus representantes legales) de 200 euros.

En concepto de responsabilidad civil, pide que el acusado indemnice a los padres de cada menor como representantes de las mismas y a favor de estas por daño moral en 200 euros para cada una.

Para leer más