Publicado 23/02/2021 12:49CET

Asturias refuerza las medidas de seguridad en comedores escolares y aumenta la vigilancia en bares

OVIEDO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Seguridad Alimentaria, Sanidad Ambiental y Consumo del Gobierno asturiano refuerza a partir de este martes el control de las medidas para evitar contagios de COVID-19 en los comedores escolares de centros públicos, privados y concertados. También ha intensificado la vigilancia en establecimientos hosteleros.

Para esta campaña, se han incorporado a la plantilla de este organismo, dependiente de la Consejería de Salud, nueve profesionales más (siete veterinarios y dos farmacéuticos), hasta alcanzar 64 inspectores en total.

A los controles habituales relacionados con la seguridad alimentaria, se suma el de las medidas implantadas en los centros educativos para evitar la transmisión del coronavirus y, muy especialmente, de aquellas destinadas a garantizar una adecuada ventilación en comedores y aulas, según ha informado el Gobierno asturiano a través de una nota de prensa.

En este sentido, la agencia recuerda la importancia de reforzar la ventilación en espacios cerrados, ya sea natural o forzada, para evitar la concentración de aerosoles que pueden causar brotes en el ámbito escolar.

Por otro lado, también se intensifican las inspecciones en otros sectores, entre ellos, el de la hostelería y restauración. Desde su reapertura, el 14 de diciembre de 2020, ya se han realizado más de 1.200.

En estos controles se evalúa el cumplimiento estricto de la normativa vigente: la prohibición del uso de la barra, la utilización de mascarilla por parte de la clientela salvo en el momento estricto de consumir, el respeto de la distancia entre mesas y de la interpersonal, la ocupación máxima de 4 personas por mesa y la disposición de geles hidroalcohólicos, entre otros factores.

Al igual que en los centros educativos, también en los locales hosteleros se comprueba la correcta ventilación de los espacios interiores. Para apoyar las labores en este sentido, los inspectores de la agencia cuentan con equipos de medición de CO2, según el Principado.

Contador