Publicado 16/04/2021 14:17CET

Barbón reivindica el diálogo y el consenso en el acto de conmemoración de los 35 años del Palacio de Presidencia

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, en el acto conmemorativo del 35º aniversario de la reforma del edificio de la sede de Presidencia.
El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, en el acto conmemorativo del 35º aniversario de la reforma del edificio de la sede de Presidencia. - ARMANDO ÁLVAREZ

OVIEDO, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente asturiano, el socialista Adrián Barbón, ha querido reivindicar el consenso y el diálogo como claves para avanzar en un momento que ha asegurado es "excepcional" en el que se hace frente a la peor pandemia en un siglo de historia. Ha reivindicado también la Constitución del 78 de la que nace el Estatuto de Autonomía asturiano y ha destacado que será ese "consenso y diálogo" que reivindica el que deberá regir la reforma del estatuto que está comprometida y que compete al parlamento.

"Se que sonará extraño que yo siga reivindicando el consenso y el diálogo para avanzar en el panorama político actual con esa toxicidad que todo lo llena" ha dicho Barbón, que ha indicado que este momento es, como lo fue el de la transición, un momento "excepcional".

El presidente asturiano se manifestaba así en el acto de conmemoración del los 35 años del palacio de Presidencia que coincide este año con el cuarenta aniversario del Estatuto de Autonomía asturiano.

Adrián Barbón ha destacado que Asturias constituye su autonomía en base a la Constitución del 78 pero "no lo hace reivindicando su historia milenaria que lo podría hacer, ni reivindicando su propia cultura, lengua e identidad". Pero eso no supone que no reivindique su propia autoestima.

"Los asturianos reivindican su propia autoestima sin el complejo de aquellos que tienen veleidades nacionalistas, porque nosotros nos sentimos profundamente asturianos y orgullosos de ser españoles y europeos", ha manifestado Barbón.

PALACIO PRESIDENCIAL

Barbón ha asegurado que le gusta referirse al palacio de Presidencia como "casa" y ha indicado que hay cuatro cosas que han permanecido invariables en el tiempo pese a que el edificio ha ido cambiando. La austeridad, la modestia, un edificio unido a la Junta General con un pasadizo "que de secreto no tiene nada" y una casa cercana porque "no tiene vallas que la separen de los ciudadanos y permite oír todo lo que pasa en la calle".

Ha explicado que varias salas del edificio llevarán el nombre de cuatro expresidentes autonómicos: los fallecidos Rafael Fernández, Sergio Marqués y Vicente Álvarez Areces; así como Pedro de Silva, en cuyo mandato se reformó e inauguró la actual sede de la Presidencia que dará nombre al despacho presidencial.

Esta distinción honorífica implicará la instalación, en parte visible y a la entrada de cada una de las estancias referidas, de una placa con la denominación correspondiente. Además se establece como criterio de cortesía institucional el tratamiento de Presidente/a con carácter vitalicio y resultará de aplicación a todos/as los/as ex Presidentes/as del Principado de Asturias, presentes y futuros.

ACTO ELEGANTE Y MODESTO

Previamente y en nombre de los ex presidentes intervino en el acto Pedro de Silva, que mostró su agradecimiento a Barbón por usar como pretexto la efemeride de los 35 años del palacio de Presidencia para "darles un poco de cariño que nunca viene mal".

"Gracias por este acto modesto y elegante. Un acto sin ostentación propio de una comunidad que ha querido seguir su camino sin marcar ninguna clase de exuberancia y magnificencia autonómica", ha dicho De Silva, que ha destacado que Asturias es la comunidad más histórica de España. "Pocas comunidades han hecho tanto por la defensa de los derechos individuales y los derechos sociales y pocas han contribuido de una manera tan poderosa a lo que hoy es España", ha añadido.

Ha recordado además que a su entender ningún representante político está a la altura del pueblo al que representa porque el pueblo siempre está por encima. No obstante ha asegurado que todos los que han presidido el Principado "han dado una entrega total, han actuado con modestia y con decencia".

Concluyó el que fuera presidente asturiano insistiendo en el "bonito y gran gesto" que este acto ha supuesto para con los "integrantes del club de los jarrones chinos cuyo decanato por ahora ostenta".

Previamente intervino el arquitecto encargado de las obras de reforma, Fernando Nanclares, que recordado la historia del edificio y las premisas seguidas para su reforma.

Contador

Para leer más