El Bellas Artes recibe el libro 'Pompa Funeral. Honras y exequias de la alta y católica señora doña Isabel de Borbón'

La Biblioteca Del Museo De Bellas Artes De Asturias Recibe La Donación Del Libro 'Pompa Funeral. Honras Y Exequias De La Alta Y Católica Señora Doña Isabel De Borbón', De 1645
La Biblioteca Del Museo De Bellas Artes De Asturias Recibe La Donación Del Libro 'Pompa Funeral. Honras Y Exequias De La Alta Y Católica Señora Doña Isabel De Borbón', De 1645 - MUSEO DE BELLAS ARTES DE ASTURIAS
Publicado: martes, 11 junio 2024 14:15

OVIEDO, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Biblioteca del Muse de Bellas Artes de Asturias ha recibido la donación del libro 'Pompa Funeral. Honras y exequias de la alta y católica señora doña Isabel de Borbón', datado en 1645 y que se convierte en el ejemplar más antiguo de su colección.

La obra se mandó editar tras el fallecimiento de la reina Isabel de Borbón por el Conde de Castrillo y cuya impresión corrió a cargo de Diego Díaz de la Carrera.

La donación, que fue aceptada el pasado 5 de junio en Junta de Gobierno, llega de parte de la familia Cueto Serrano. Asimismo, la publicación se relaciona con uno de los retratos más destacados de la colección: aquel que representa a Isabel de Borbón todavía princesa, atribuido al pintor Bartolomé González, y procedente de la donación de Plácido Arango Arias al Museo de Bellas Artes de Asturias en 2017.

Según indican desde el equipamiento cultural, el libro será expuesto en las próximas semanas en la sala 1 del Palacio de Velarde estableciendo un cuidado diálogo con la obra atribuida a Bartolomé González.

La biblioteca del Museo de Bellas Artes de Asturias es un centro para el estudio e investigación histórico-artística que presta especial atención a la documentación de los fondos del Museo. Se empezó a formar en 1980 y cuenta en la actualidad con una de las colecciones sobre Arte más importante de Asturias, que incluye monografías, publicaciones periódicas, obras de referencia y catálogos de subastas.

Este tipo de publicaciones constituyen el grueso de una colección que supera los 30.000 volúmenes y que contiene unos 500 títulos de publicaciones periódicas, además de otro tipo de material como folletos, catálogos de mano de exposiciones, separatas, recortes de prensa y otras publicaciones menores.

ISABEL DE BORBÓN Y LA OBRA

Isabel de Borbón nació en Fontainebleau (Francia), el 22 de noviembre de 1603, hija de Enrique IV de Francia y de María de Medici. En 1615 contrajo nupcias con Felipe IV. Tuvo cinco hijas y un hijo, de los que solo sobrevivió María Teresa, que se casó con Luis XIV de Francia. La reina enfermó de una erisipela que le invadió el cuerpo, falleciendo el 6 de octubre de 1644, mientras el rey Felipe IV se hallaba fuera de Madrid.

La preparación y el traslado del cuerpo hacia El Escorial, donde fue enterrada, fue complejo. Como a todos los monarcas fallecidos, a la reina se le dedicó una serie de túmulos en las diversas regiones del Imperio español, tanto en la península ibérica como en las colonias americanas, cuyo resultado fue un corpus literario impreso.

Aunque las exequias reales se celebraban en numerosos territorios, las más importantes tuvieron lugar en la iglesia de los Jerónimos de Madrid y solían ser publicadas dando como resultado el llamado "libro de exequias".

Así, el libro que recientemente ha sido donado al museo asturiano presenta una crónica detallada de la organización de las honras fúnebres de la reina Isabel de Borbón.

Destaca por el alto número de estampas (más que el libro de exequias de Felipe III) y jeroglíficos que incluye, algo excepcional pues suponía un coste económico significativo. Este volumen fue además costeado por el conde de Castrillo, como ya se mencionaba al principio, colaborador favorito de la reina durante sus últimos años de vida y quien por orden de Felipe IV se ocupó de organizar todas las ceremonias tras la muerte de la consorte.

La publicación del libro de exequias de Isabel de Borbón se aprovechó para exaltar la figura de la reina en un delicado momento político para la Monarquía Hispánica como fue la década de 1640. Isabel se había desvivido durante sus últimos años de vida en beneficio de sus vasallos, tanto es así que en el libro de exequias se afirmaba que el exceso de trabajo le había llevado a la muerte. Pero no debemos olvidar que estos libros eran encargados por la corona, y que por tanto tenían una clara voluntad propagandística.

Una vez finalizaban las honras fúnebres, las reinas que habían sido madres de reyes eran enterradas en el Real Monasterio de El Escorial. Los restos de Isabel de Borbón descansan allí, a pesar de que su primogénito, Baltasar Carlos, no llegó a ser rey al fallecer tan sólo dos años después de su madre.

El ejemplar que la Familia Cueto Serrano ha donado al Museo de Bellas Artes de Asturias tiene además la singularidad de que las estampas están iluminadas: un total de doce estampas, a las que se suma una portada arquitectónica. De ellas hay seis de mayor tamaño que se encuentran plegadas. Sobresalen, asimismo, los grabados del túmulo y de la planta de la iglesia indicando el lugar donde se colocaban los asistentes elaborados por Juan de Noort. Las otras seis láminas muestran veinticuatro emblemas dedicados a la Reina que presentan la imagen de la muerte interactuando con esta figura real de gran riqueza simbólica que cuentan con la particularidad de referir momentos específicos de la vida de la reina.

Contador