Publicado 14/12/2021 11:20CET

Bienestar pondrá en marcha un sistema para la protección de personas con riesgo de deambulación

Comparecencia de la consejera de Bienestar Social, Melania Álvarez y su equipo comparecen en la Junta General.
Comparecencia de la consejera de Bienestar Social, Melania Álvarez y su equipo comparecen en la Junta General. - PRINCIPADO

OVIEDO, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, ha presentado este martes en el Parlamento las cuentas de su departamento. En total el equipo que dirige Melania Álvarez movilizará 482.296.210 euros en 2022, 15 millones más que este año. Las cuentas incluyen algunos proyectos novedosos como la puesta en marcha de un sistema para la protección de personas con riesgo de deambulación y deterioro cognitivo, cuyo primer pilotaje se llevará a cabo en el centro del ERA de Lugones.

En total para el ERA se destina en total un presupuesto de 164.608.370 euros, lo que considera melania Álvarez que es un reflejo del compromiso de un esfuerzo inversor que se traduce en un incremento de casi el 22% respecto al aprobado para 2019, y del 5,75 respecto al ejercicio anterior.

Así mismo en el proyecto presupuestario de Bienestar se prevén medidas extraordinarias urgentes para, en el plazo de dos años, poder revertir las listas de espera en con las cifras de valoración de la discapacidad.

"El compromiso de la consejería de Derechos Sociales y Bienestar con las miles de personas que están esperando el reconocimiento de su grado de discapacidad es claro. Fuimos capaces de doblegar las listas de espera en dependencia y pondremos en marcha todas las medidas necesarias para revertir la situación que atraviesan los centros de valoración en Asturias", ha dicho.

Así, ha indicado que conscientes de la saturación del sistema sanitario y de la falta de perfiles médicos que se incorporen a esta tarea, han presupuestado 300.000 euros para licitar la valoración de los expedientes de discapacidad y aligerar de esta forma las listas de espera.

La consejera ha insistido en que este proyecto de presupuesto es un proyecto "con alma, que no pierde de vista los compromisos asumidos y que va más allá de las cifras para soportar desde el punto de vista económico reformas estructurales de calado llamadas a transformar el sistema asturiano de servicios sociales".

"Se trata de un proyecto nuevamente dialogado y sin duda, a la altura de las necesidades de los asturianos y las asturianas", ha dicho la consejera de unas cuentas que destinarán el próximo año 274,9 millones a la atención directa a personas dependientes, una "cifra histórica que supone más de la mitad del presupuesto total de este departamento".

El incremento de esta partida se destinará principalmente a la asistencia domiciliaria y las prestaciones económicas vinculadas a algún servicio, como los centros de día, la atención residencial o la figura del asistente personal.

Así, la responsable de Bienestar ha puesto de relieve que el eje del proyecto se basa en la atención a las personas y permitirá asistir a 2.400 dependientes más, al tiempo que posibilitará el aumento de la cuantía de las prestaciones económicas que perciben otros 3.500 usuarios. Los fondos destinados a estas ayudas ascienden a 47,8 millones.

AYUDAS A LA NATALIDAD

Durante su intervención la consejera ha incidido en que en las cuentas de su departamento se ve el reflejo presupuestario del compromiso del Presidente con una de las medidas llamadas a afrontar el reto demográfico: la incorporación de 4.595.000 euros destinados a la puesta en marcha de una línea de apoyo a la natalidad a través de ayudas directas de 1.000 euros por nacimiento o adopción a unidades familiares cuya renta no supere los 45.000 euros.

Ante las preguntas de algunos grupos ha incidido en que estas ayudas no son incopatibles con otras y no suponen que no se estudien otras dirigidas a las mujeres.

SALARIO SOCIAL

Durante su comparecencia también se ha referido al Salario Social Básico, "buque insignia en la lucha contra la pobreza y la exclusión social en Asturias que hoy convive con el Ingreso Mínimo Vital". Ha indicado que 16 años después de su puesta en marcha están plenamente centrados en garantizar la plena efectividad del doble derecho que tienen las personas beneficiarias, para ello se mantiene un esfuerzo inversor de 58 millones de euros para hacer frente a las prestaciones económicas, 24 menos que en 2021, y redoblarán los esfuerzos en la dinamización de las medidas de incorporación laboral, sin duda, de las mejores recetas para apoyar a quienes se encuentran en situación de especial vulnerabilidad económica y social.