Publicado 14/05/2022 13:14

CAC-Asprocon recurre la adjudicación de la restauración de la mina de Tormaleo a Tragsa

Archivo - Tormaleo
Archivo - Tormaleo - GOBIERNO DE ASTURIAS - Archivo

OVIEDO, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La patronal de la Construcción en Asturias, CAC-Asprocon, ha presentado un recurso ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales impugnando la adjudicación por parte del Principado de las obras de restauración de la antigua mina a cielo abierto de Tormaleo a la empresa Tragsa.

En una nota de prensa, CAC-Asprocon explica que este proyecto está presupuestado en más de 48,4 millones de euros. Denuncian los constructores que la Administración asturiana "recurre de manera injustificada y abusiva" a las adjudicaciones de obra con esta empresa pública, "convirtiendo en regla general lo que legalmente es una excepción".

Con la adjudicación directa del contrato de Tormaleo a Tragsa se vulnera, en opinión de la patronal de la construcción, tanto la libre competencia como los principios básicos en materia de contratación pública como es la libre concurrencia.

La decisión del Principado "no solo impide la concurrencia empresarial para optar a la ejecución de estas obras", sino también la posibilidad de obtener un mejor precio. De este modo, alertan, "por parte del Gobierno regional se gastará de forma absolutamente injustificada más de lo que realmente se gastaría si hubiera optado por un procedimiento abierto en el que las empresas clasificadas y con solvencia para ejecutar este proyecto pudieran concurrir".

Por otra parte, en su recurso ante el Tribunal, CAC-Asprocon señala que en este caso no se justifica el recurso a la empresa pública Tragsa, siendo mucho más eficiente para las arcas públicas del Principado licitar la obra. En este sentido, las razones de emergencia que se alegan por parte de la Administración autonómica para la adjudicación directa de la obra a Tragsa "caen por su propio peso" si se tiene en cuenta que han tardado más de cuatro meses en preparar el encargo y que el plazo de ejecución de las obras es de cuatro años.

"No parece de recibo alegar la urgencia de su adjudicación directa sin concurrencia ante una obra con un plazo de ejecución tan amplio", defienden.

En cuanto a las características de los trabajos, desde CAC-Asprocon se considera que no se trata de una obra compleja que no puedan ejecutar con garantías de éxito las empresas privadas del sector.

Finalmente, la Confederación denuncia públicamente que la Administración asturiana está adjudicando a Tragsa obras que se alejan del objeto social de esta empresa y de las razones por las que se constituyó, "creando así una gran compañía que hace una competencia desleal a las empresas del sector y todo ello ante un contexto con escasa inversión pública y enormes problemas para la actividad de la construcción".

Contador