19 de febrero de 2020
 

Carcedo (PSOE) dice que la eutanasia es un derecho amparado por la Constitución

Publicado 13/02/2020 20:11:18CET
Gimena Llamedo y Luisa Carcedo
Gimena Llamedo y Luisa Carcedo - EUROPA PRESS

La exministra considera una "obscenidad" las declaraciones de Echániz y pide dejar de lado creencias religiosas para abordar este asunto

OVIEDO, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

La exministra de Sanidad y diputada del PSOE, Luisa Carcedo, ha defendido este jueves la necesidad de una regulación de la eutanasia en España. Se trata, ha afirmado, de un "derecho" que la ciudadanía respalda y que además está amparado por la Constitución Española.

"Estamos hablando de derechos fundamentales recogidos en la Constitución", ha señalado en una rueda de prensa ofrecida en Oviedo junto a la secretaria de Organización de la FSA-PSOE y diputada regional, Gimena Llamedo.

Así, Carcedo ha añadido que la Constitución recoge el derecho a la vida, pero también a la integridad física y moral. "La Constitución regula la libertad como derecho superior y de eso estamos hablando, de la libertad de la persona de poder optar a defender su integridad", ha insistido.

La toma en consideración de la proposición de ley para regular la eutanasia salió adelante en el pleno del Congreso de este martes impulsada por el PSOE con el único voto en contra de PP y Vox y la abstención del representante de Teruel Existe, Tomás Guitarte, y del diputado de ERC Joan Capdevilla.

Carcedo ha dicho que la intención es que la norma sea aprobada en el presente periodo de sesiones, es decir, en junio como muy tarde. Ha señalado el carácter "garantista" de la norma y ha apuntado al modelo de Bélgica, que ya regula el asunto. La nueva ley modificaría el Código Penal e incluiría el derecho a una "muerte digna" en el sistema de salud, accesible para todas las personas que lo solicitan.

CUIDADOS PALIATIVOS

Según la diputada del PSOE, la eutanasia no puede confundirse con los cuidados paliativos, asunto este para el que ya existen regulaciones en diferentes comunidades autónomas. En este caso, se refiere a casos de "muerte inminente".

La regulación de la eutanasia, sin embargo, no afectaría a casos de "muerte inminente", sino a aquellos en los que se trate de problemas de salud incurables en el caso en el que las personas y sus familias se puedan ver expuestas a sufrimiento extremo durante meses. La nueva norma, ha apuntado, persigue que esas personas puedan decidir libremente "poner fin de manera digna a su sufrimiento personal y al de sus familias".

CRÍTICAS AL PP

El diputado del PP José Ignacio Echániz hizo el martes unas declaraciones en las que apuntaba a que detrás de la ley de eutanasia impulsada por los socialistas estaba la idea de ahorrar.

Preguntada por este asunto, Carcedo dijo que el martes no quiso responder para no perder tiempo con ello, pero ha reconocido este jueves que las palabras de Echániz le parecieron "una obscenidad" y una "falta de respeto" a personas que están sufriendo.

Ha lamentado la exministra de Sanidad que la "derecha retrógrada" se oponga a tramitar la norma y ha pedido que en este asunto se dejen de lado condicionantes ajenos a la persona que sufre y que es el sujeto del nuevo derecho.

En este punto ha instado a que las "consideraciones ideológicas" o las "creencias" que tenga cada uno no afecten al derecho. "Una creencia religiosa no puede imponer su parecer al resto", ha afirmado. Ha añadido que el 60 por ciento de los católicos son partidarios de la regulación de la eutanasia. A nivel más general, el respaldo de la ciudadanía para la nueva norma es de un 80% ha señalado. "Lo importante es que oigamos a la ciudadanía", ha indicado Carcedo.

'NO ES SUICIDIO'

En un momento de la rueda de prensa, Carcedo ha sido preguntada por las diferencias que existían entre la eutanasia que se propone y el suicidio. "Son circunstancias muy diferentes", ha dicho.

"Estamos hablando de personas que no tienen ni siquiera esa capacidad", ha explicado, en referencia a deterioros cognitivos o problemas severos de movilidad.

"El suicidio es un problema gravísimo de salud pública en nuestro país que tiene otros condicionantes, no es el caso, es muy diferente", ha añadido.

Contador