Actualizado 07/10/2009 22:54 CET

Centenares de personas se manifiestan en Oviedo para reivindicar un trabajo "decente, seguro y con convenio"

OVIEDO, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Varios cientos de personas se manifestaron hoy por las calles del centro de Oviedo para reivindicar un empleo seguro y con convenio, en el marco de la segunda Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que organiza la Confederación Sindical Internacional (CSI).

La marcha, convocada por los sindicatos UGT Asturias, CCOO y USO, salió de la confluencia de la avenida de Galicia con la calle Cervantes y discurrió por las calles Independencia y Uría, para finalizar en el paseo de los Álamos con la lectura de un manifiesto a cargo del músico asturiano Chus Pedro.

En declaraciones a los periodistas, el secretario general de CCOO Asturias, Antonio Pino, invitó a las patronales nacional y asturiana a una reflexión para que reconduzcan su postura y permitan, junto al Gobierno, los sindicatos y las fuerzas políticas, buscar una salida a la crisis. Asimismo, señaló que es fundamental recuperar la negociación colectiva y actuar sobre la lacra de la temporalidad.

Por su parte, su homólogo de UGT, Justo Rodríguez Braga, destacó que lo importante no es en qué orden sale España de la crisis, si no en qué condiciones, "con cuantos desempleados más y con qué tipo de economía".

Rodríguez Braga recordó que con esta marcha los sindicatos buscan un empleo de calidad, una mayor protección social para los parados e impulsar las inversiones productivas y los servicios públicos. En relación a los apoyos a la marcha, que sí manifestaron la FSA-PSOE e IU, el líder sindical lamentó la "falta de estilo institucional" del presidente del PP regional, Ovidio Sánchez, por no haber respondido a la petición de reunión de las tres organizaciones sindicales convocantes que, ha recordado, "son mayoritarias".

El secretario general de USO, Francisco Baragaño, se ha referido a las manifestaciones como un arma "clave y fundamental" para conseguir un cambio que posibilite un trabajo digno y recordó que es el momento de que todos "arrimen el hombro".

Los tres sindicatos exigen al Gobierno Autonómico políticas que contribuyan a la defensa y creación de empleo, a la reactivación de la economía y a la mejora de la protección social de los desempleados y consideran que las cuentas públicas asturianas tienen un margen suficiente para recurrir a un mayor nivel de endeudamiento que permita activar estas medidas.

Asimismo, piden a la FADE que se posicione "con claridad y congruencia" en los ámbitos autonómico y nacional y que se pongan en marcha ya algunas de las medidas contempladas en el Acuerdo para la Competitividad, el Empleo y el Bienestar de Asturias (Aceba).

Estas organizaciones recuerdan que en Asturias existen 68 convenios colectivos bloqueados o pendientes de negociación que afectan a un total de 43.951 trabajadores, más de 60.000 desempleados y un "desproporcionado" aumento de Expedientes de Regulación de Empleo.

Por su parte, la consejera de Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno, Ana Rosa Migoya, se refirió a la manifestación en la rueda de prensa que se celebró tras el Consejo de Gobierno. A su juicio, los sindicatos están realizando un "llamamiento público de concienciación", también dirigido al ámbito empresarial, en el que solicitan más estabilidad para el empleo. Según Migoya, ante la situación de crisis, todos han de hacer un esfuerzo para que no paguen las consecuencias "los de siempre".