Publicado 04/02/2020 13:59CET

Cofiño dice que la Abogacía del Estado dará "en semanas" el visto bueno al convenio del soterramiento de Langreo

Juan Cofiño
Juan Cofiño - GOBIERNO DE ASTURIAS

OVIEDO, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Gobierno asturiano y consejero de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático, el socialista Juan Cofiño, ha dicho este lunes que la Abogacía del Estado dará "en las próximas semanas" el visto bueno al nuevo convenio para el soterramiento de la vía ferroviaria en Langreo.

Cofiño, en una respuesta en el parlamento asturiano al diputado del PP Álvaro Queipo, ha explicado que el nuevo convenio, de 50 millones (39 a cargo de Adif y 11 a cargo del Gobierno asturiano) está solamente pendiente de ese trámite, una vez que ya fue aprobado por el Gobierno asturiano, el Ayuntamiento de Langreo y Adif.

La Consejería de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático ya ha concluido la redacción del proyecto de urbanización, cuya ejecución tendrá un coste de 11,1 millones, y este año se inician los trabajos del vial de acceso a Valnalón.

Según información del Gobierno asturiano, el proyecto incluye la construcción de dos glorietas de distribución del tráfico en los accesos al polígono de Valnalón y a la carretera de Pajomal; el nuevo vial desde una de esas glorietas al pozo Lláscares, que permitirá circunvalar el polígono y evitar que los vehículos pesados circulen por el centro de La Felguera. Asimismo, este acceso conectará con el polígono de La Moral a través de las instalaciones del pozo Candín. Una vez finalizadas las obras, los terrenos se transferirán al Ayuntamiento de Langreo.

Cofiño ha reconocido que los procedimientos burocráticos son "tediosos" y que él mismo es el que más los sufre. La previsión es que la puesta en servicio del tramo soterrado se produzca en 2022.

VERSIONES

En el transcurso del debate, Queipo y Cofiño se cruzaron reproches en relación a las culpas de los retrasos del proyecto. El diputado del PP dijo que fue el expresidente del Gobierno de José María Aznar el que había puesto en marcha los fondos mineros para la obra y que el expresidente socialista asturiano, Vicente Álvarez Areces, se "empeñó" en que fuese el Principado el que acometiese la obra a pesar de que el Ejecutivo regional no tenía ninguna experiencia en ese campo.

El resultado, según Queipo, ha sido el retraso acumulado de una obra que tenía que haberse finalizado en 2006 y que iba a costar 50 millones frente a los 120 que se calculan ahora.

Cofiño respondió que el relato del diputado del PP era "ciencia ficción" y reprochó a los 'populares' la "inacción absoluta" hacia la obra durante los ocho años que gobernó Mariano Rajoy. Todo el dinero ejecutado, añadió, ha sido bajo mandatos socialistas.