El consumo de tabaco causa cada año más de 2.250 muertes en Asturias, el 69,3% en varones

Recursos de gente fumando.
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 28/05/2019 14:31:41CET

OVIEDO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El tabaquismo provoca cada año más de 2.250 muertes en Asturias, el 69,3% en varones, y es la causa del 17% de todas las defunciones que se producen entre la población mayor de 35 años. Además, en este grupo de edad, el consumo de tabaco está relacionado con el 37% de las defunciones que se producen por neoplasias, enfermedades cardiovasculares y respiratorias, según los últimos datos del Registro de Mortalidad, correspondientes a 2017.

El director general de Salud Pública, Antonio Molejón, ha ofrecido este martes estos datos con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que se celebrará el viernes, y ha explicado que su departamento ultima un Programa de Prevención y Control del Tabaquismo 2019-2023 que se presentará próximamente.

En la rueda de prensa han participado también el jefe del Servicio de Promoción de la Salud, José Ramón Hevia; el coordinador del grupo de Atención al Tabaquismo de la Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc), José Manuel Iglesias, y Juan Roces, secretario del Colegio Colegio Oficial de Farmacéuticos de Asturias.

De todas las muertes atribuibles al tabaquismo, el 48% se deben a patologías respiratorias. Si esta cifra se segrega por sexos, el 35% afectó a mujeres y el 53% a hombres. Los tumores de tráquea, bronquios y pulmón causaron 618 muertes; y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), 216. Los tumores respiratorios fueron responsables del 33% de los fallecimientos atribuibles al tabaco en hombres y del 21% en mujeres.

Las neoplasias, con 961 defunciones, representaron el 42% de fallecimientos atribuibles al tabaquismo. Las de origen respiratorio en laringe, tráquea, bronquios y pulmón son responsables del 68% del total de esas muertes.

Si se analiza el período de 1998 a 2017, se constata que el 19% del total de defunciones en Asturias es atribuible al tabaco. Durante ese tiempo, fallecieron 47.317 personas por esta causa, 2.365 al año.

El objetivo prioritario de esta iniciativa es la mejora de la salud de la población a partir de tres planteamientos: evitar o retrasar el inicio del consumo, especialmente en jóvenes y adolescentes; facilitar el abandono del consumo entre la población fumadora y proteger a la no fumadora de la exposición al humo.

Contador

Para leer más