Publicado 03/03/2021 18:34CET

Cultura valora la propuesta del Ayuntamiento para la plaza de toros, aunque incorporando indicaciones

OVIEDO, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias, presidido por la consejera Berta Piñán, ha valorado positivamente este miércoles la propuesta del Ayuntamiento de Oviedo para la plaza de toros se evalúa, aunque para su autorización deberán incorporarse varias indicaciones en el proyecto básico

Según han indicado desde Cultura a través de nota de prensa, el Consejo de Patrimonio ha analizado una consulta planteada por el Ayuntamiento de Oviedo en relación con una futura adaptación a nuevos usos de la plaza de toros de la ciudad.

Esta actuación garantizaría el mantenimiento del ruedo y de las gradas del primer tramo (obra de Juan Miguel de la Guardia), así como el recrecido del último piso hasta alcanzar la altura original del edificio. Este planteamiento incluye una cubierta con apertura retráctil de ojo central que, en principio, se considera viable, aunque habrá de concretarse en una propuesta cuidadosa y ajustada a la preservación de la construcción histórica.

El pleno ha evaluado positivamente la propuesta municipal con varias indicaciones que tendrán que materializarse en el proyecto básico y de ejecución, que habrá de volver a ser analizado y, en su caso, aprobado, por el Consejo de Patrimonio Cultural.

El órgano ha acordado también declarar BIC una selección de 56 bienes muebles de la catedral de Oviedo, con el fin de completar la protección patrimonial con que cuenta el conjunto monumental desde 1931, y que se amplió en 1998 y 2015 con la inclusión de la Cámara Santa y el resto del complejo, respectivamente, en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Esta selección de bienes muebles se ha realizado tanto en el altar mayor como en las diversas capillas laterales y en la Cámara Santa, el Museo de la Iglesia y la Sala Capitular. En la lista (ver documento adjunto) se incluyen las cruces de los Ángeles (año 808) y de la Victoria (año 908) y la Caja de las Ágatas (año 910), así como otras piezas de orfebrería y dípticos.

Asimismo, el pleno propone la declaración de los restos de la sillería del coro de la Catedral y del retablo mayor, así como de los diferentes retablos localizados en las capillas laterales de la catedral y en su girola, obras de los siglos XVII y XVIII que reflejan de manera excepcional la historia del retablo asturiano en esos momentos de la edad moderna.

Para leer más