Publicado 02/12/2021 15:56CET

Detenida una mujer que llegó a fingir su muerte paraestafar en la compra de televisores y tablets

Archivo - Comisaría de Policía Nacional de Gijón
Archivo - Comisaría de Policía Nacional de Gijón - EUROPA PRESS - Archivo

La arrestada, buscada por la Justicia, ya había sido acusada en febrero por estafar en una joyería de Gijón

GIJÓN, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer, vecina de Corvera y de 38 años de edad, acusada de estafar en la compra de dos televisores y dos tablets.

La arrestada estaba reclamada por Juzgados de Oviedo y Avilés, que decretaron órdenes de búsqueda y detención por hechos similares cometidos en esas demarcaciones.

Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, la investigación se inició con la denuncia del propietario de una tienda de informática que denunció que había sido estafado por una mujer que no le había pagado, alegando múltiples excusas.

La mujer había telefoneado a su tienda para encargar dos tablets con el pretexto de hacer un regalo a sus hijos gemelos por su cumpleaños. Una vez convenido el precio, la mujer manifestó que no podía ir recoger el pedido porque había contraído la COVID-19 y estaba aislada.

La autora había solicitado al vendedor que le llevase las tablets a Corvera y allí le pagaría con tarjeta de débito, porque
debido a la enfermedad debía limitar sus movimientos y no tenía efectivo.

Una vez en la dirección indicada, la mujer estaba esperando en la calle para "evitar la transmisión de la enfermedad". En el momento del pago con la tarjeta, el datáfano no aceptaba la tarjeta por lo que ella se había ofrecido a efectuar el pago mediante transferencia bancaria. A la vista del vendedor, efectuó la transacción mostrándole en el móvil la confirmación del pago.

Al confiar en que la operación era correcta, le hizo entrega de las dos tablets, valoradas en más de 300 euros. Después de esperar unos días y no hacerse efectivo el ingreso de dinero, el vendedor intentó contactar con la compradora, pero esta le había dado múltiples excusas, desde problemas con el banco hasta que se encontraba enferma e ingresada en el hospital.

En todas las ocasiones la mujer se comprometía a solucionar el problema del pago, pero este nunca se llegó a producir hasta que un día dejó de responder a los mensajes y llamadas.

Similar método utilizó para supuestamente engañar al vendedor de una tienda de electrodomésticos en la que adquirió dos televisores. De igual forma efectúo el encargo por teléfono y acordó el pago de los mismos por transferencia bancaria que nunca se hizo efectiva. La mujer llegó en taxi para recoger los televisores valorados en casi 1.000 euros y, tras llevárselos, no abonó su importe ni efectuó la devolución de los aparatos adquiridos.

Los investigadores comprobaron la identidad facilitada a los vendedores y descubrieron que había aportado datos falsos, como es la filiación de otra persona a la que había suplantado la identidad.

El 'modus operandi' de esta mujer permitió a los investigadores descubrir que se trataba de la misma que ya había sido detenida en el mes de febrero por estafar 6.000 en una joyería de Gijón y en el
mes de junio por engañar en la instalación de un videoportero en Corvera valorado en unos 2.000 euros.

La mujer fue arrestada por agentes de Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Gijón como supuesta autora de un delito de estafa. La detenida tenía vigentes órdenes de búsqueda y detención de Juzgados de Oviedo y Avilés por hechos similares cometidos en esas demarcaciones.

En los dos últimos años esta mujer había sido detenida tanto por la Policía Nacional como por la Guardia civil en 17 ocasiones por estafas en distintos comercios y joyerías de Gijón, Avilés , Oviedo, Pola de Siero y Piedras Blancas, en los que había comprado joyas, electrodomésticos, productos informáticos y tecnológicos, ropa y alimentos sin haber pagado por ellos. Siempre se excusaba
alegando tener COVID, una enfermedad terminal e incluso llegó a fingir su propia muerte.

Para leer más