Publicado 29/03/2019 10:51CET

Los dos hermanos acusados de abusar de la cuidadora de su madre aceptan los hechos y pagarán 13.000 euros

   OVIEDO, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Los dos hermanos acusados de abusar sexualmente de la cuidadora de su madre en Bimenes han aceptado este viernes los hechos que se les imputaban y deberán pagar una multa de 3.600 euros cada uno y una indemnización a la víctima de 6.000 euros entre los dos.

   Todo ello tras llegar la defensa de los dos condenados a un acuerdo con la Fiscalía que pedía inicialmente una pena de cárcel de dos años y un día que la fiscal ha sustituido por una multa de veinte meses a razón de seis euros al día. El juicio no ha llegado a celebrarse. El Ministerio Fiscal ha pedido además que los acusados permanezcan tres años en libertad vigilada y que se les someta a programas de educación sexual.

   Los hechos se remiten a febrero de 2015 cuando la víctima comenzó a trabajar como interna en un domicilio de Bimenes, atendiendo a la madre de los procesados, persona discapacitada cuya tutela detenta el Principado de Asturias. Su horario de entrada era de 20.00 horas del domingo a 11.00 del sábado.

   El primero de los acusados, que vivía fuera de Asturias, acudía a ver a su madre con asiduidad y, aprovechando las ocasiones en las que coincidía con la interna, entre julio y diciembre de 2015, comenzó a seguirla "con un propósito sexual". La Fiscalía recoge en su escrito que cuando la acosada se encontraba cocinando o salía a la terraza, el acusado le realizaba tocamientos y, aunque la víctima le recriminaba su comportamiento, este hacía "caso omiso" y la invitaba a tener relaciones sexuales con él.

   Similar comportamiento fue realizado por el otro de los hijos de la mujer incapacitada, quien, desde diciembre de 2016 hasta abril de 2017, realizó las mismas conductas que su hermano aprovechando las ocasiones en que se encontraba con la empleada a solas en la vivienda. Así, en diversas ocasiones le realizó tocamientos y en otras, con la excusa de encuentros casuales por la casa, provocaba roces con la mujer.

Para leer más