El expediente sobre el agente que habría ayudado a un falso policía, parado mientras dura la causa penal

Policía Local
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 07/09/2018 12:52:59CET

OVIEDO, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El expediente administrativo que el Ayuntamiento de Oviedo ha abierto a uno de sus policías locales por, supuestamente, haber colaborado con un hombre que se hacía pasar por agente para cometer delitos, está parado hasta que no concluya la causa penal sobre el caso.

Así lo ha confirmado este viernes en una rueda de prensa, a preguntas de los periodistas, el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Oviedo, Ricardo Fernández. "Se acordó la suspensión del expediente administrativo, porque la actuación penal es preferente y prioritaria", ha indicado.

El agente, que está de baja, no ha sido apartado del cuerpo y sigue cobrando su salario de policía local. Hasta que concluya la causa penal, el Ayuntamiento no retomará sus expediente.

El policía local, un veterano que prestaba el servicio de seguridad en las dependencias policiales y que tenía acceso a todo tipo de material, fue detenido a finales de junio por agentes de la Policía Nacional como cooperador necesario de B.C.P., un hombre que había sido arrestado ya hacía unas semanas por hacerse pasar por agente local para cometer delitos.

La intervención a B.C.P. de todo tipo de material policial perteneciente al cuerpo de Policía Local durante los registros practicados, incluyendo diversas prendas de uniformidad, un equipo de transmisiones, grilletes y documentación oficial puso a los investigadores en alerta ante la posible existencia de un agente policial que pudiera estar facilitando todo ese tipo de variado material oficial.

Así, se estableció un marco de colaboración entre la Policía Nacional y el propio Cuerpo de Policía Local, quien permitió la identificación del agente que habría facilitado todas las prendas y efectos.

El falso policía a quien habría facilitado el material disponía incluso de un equipo de transmisiones oficial de la policía, lo que le permitía conocer los domicilios donde se prestaban servicios de carácter humanitario, presentándose allí posteriormente. Amparándose y aprovechando su falsa condición, aprovechaba para robar u obtener llaves para entrar a robar con posterioridad con total impunidad y sin dejar ningún rastro.

B.C.P. era un conocido delincuente de la ciudad que llevaba varios años haciéndose pasar por Policía Local de Oviedo, llegando incluso a vestir con la uniformidad reglamentaria por el centro de la ciudad y personarse en diversos domicilios de la misma identificándose como tal.