La explosión de Cangas se salda con un herido por quemaduras y una veintena por la rotura de cristales

Comerio afectado por la explosión.
EUROPA PRESS.
Publicado 22/07/2018 10:29:58CET

OVIEDO, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La explosión producida en el Prao'l Molín, en Cangas del Narcea, mientras se celebraba la descarga a mano de las peñas se ha saldado con un pirotécnico herido por quemaduras y una veintena de heridos por la rotura de cristales. Todos de carácter leve.

Así lo ha confirmado el alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez, en un mensaje en su cuenta de Facebook recogido por Europa Press donde explica que "por fortuna no tenemos más que lamentar que heridos leves y daños materiales, sobre todo de cristales".

Así, el edil cangués ha explicado que los pirotécnicos también están bien, pero que uno de ellos está herido con quemaduras leves. Además, ha agradecido a todos los miembros del Plan de Seguridad su labor por su respuesta "inmediata".

Las fiestas patronales de La Magdalena han quedado suspendidas y ante las roturas de escaparates de locales comerciales, José Víctor Rodríguez ha solicitado a través de 112 refuerzo de Guardia Civil para patrullar y custodiar los mismos.

"En poco más de una hora, Guardia Civil ha doblado sus efectivos. Lo mismo ha ocurrido con Policía Local y personal médico del Hospital, que incluso ha abierto el Centro de Salud para atender a heridos", ha afirmado el alcalde.

"La seguridad funciona, de lo contrario estaríamos hablando de una tragedia. Ahora a valorar qué hay que hacer para que algo así no vuelva a ocurrir, una vez que mañana --por hoy domingo-- tengamos todos los datos", ha sentenciado Rodríguez en un mensaje en Facebook escrito en torno a las 5.00 horas de este domingo.

UNA GRAN EXPLOSIÓN

Alrededor de las 0.00 horas, la descarga a mano de las peñas se vio interrumpida cuando se produjo una gran explosión y el lanzamiento posterior de todo el material pirotécnico.

El fallo se produjo después de que un volador se desviara hacia el Prao'l Molín, donde estaba toda la pólvora, por lo que se generó un gran estruendo y la rotura de cristales en casas y comercios de toda la villa de Cangas. Mismamente, varios muros se vinieron abajo.

La Policía Local cortó varias calles de la localidad y tanto estos como la Guardia Civil se encargaron de la seguridad de los comercios, bancos y locales afectados.