Actualizado 24/04/2012 17:56 CET

FE-CCOO, FETE-UGT y STES-i no descartan una huelga general de la enseñanza en mayo y ANPE y CSIF lo ven prematuro

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las federaciones de enseñanza de CCOO (FE-CCOO) y UGT (FETE-UGT) y el sindicato STES-i no descartan convocar una huelga general del sector educativo a finales de mayo para protestar por los recortes y la aprobación del Real Decreto de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo. ANPE y CSIF ven prematura esta protesta y prefieren esperar a ver cómo se aplica y negocia en las distintas comunidades autónomas.

Tras la reunión mantenida este martes entre los sindicatos y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, para informarles de las medidas aprobadas, el secretario general de FE-CCOO, José Campos, ha advertido de que este texto normativo y el recorte de más de 600 millones en los Presupuestos Generales del Estado suponen el "mayor atentado a la escuela pública".

"Así se lo hemos dicho al ministro: no estamos de acuerdo con los datos que maneja ni con la forma en que nos ha reunido a la Mesa Sectorial, días después de aprobar el decreto, que, por su puesto, vamos a recurrir al Tribunal Constitucional", ha señalado Campos en declaraciones a Europa Press. Asimismo, ha indicado que se va a plantar próximamente un calendario de movilizaciones y protestas "en la calle, en las aulas y en los tribunales".

En la misma línea, el secretario de Enseñanza Pública de FETE-UGT, Antonio Rodero, ha confirmado que esta organización también participará en las movilizaciones y protestas contra el decreto aprobado "sin convocar a la Mesa Sectorial". Asimismo, ha indicado que aunque Wert ha insistido en la "flexibilidad" de aplicación de la norma, teme que la mayoría de las comunidades aplique los máximos permitidos. "En principio se les deja negociar, pero a la vez se les exige cumplir con el objetivo de déficit", ha apostillado.

El portavoz de STES-i, Augusto Serrano, ha advertido al ministro que va a haber un "retroceso gigantesco" en las condiciones del alumnado y le ha recordado que desde los años 70 se ha reducido de forma progresiva la ratio. Asimismo, ha afirmado que Wert "va a pasar a la Historia por ser el ministro que ha hecho retroceder al sistema educativo español".

Por su parte, el presidente del sindicato docente ANPE, Nicolás Fernández, se ha mostrado cauto respecto a las protestas y ha señalado que todavía hay que esperar a ver si el Ministerio y las comunidades autónomas ponen en práctica las recomendaciones trasladadas este martes al ministro para "minimizar" los efectos negativos que pudiera llevar consigo la aplicación de este decreto.

En concreto, sobre las ratios de alumnos por clase le ha pedido que tenga en cuenta las excepciones, pues, hay que atender las particularidades de cada centro por su ubicación (zona rural o urbana) o el tipo de alumnado. A su juicio, no hay que seguir atendiendo a los alumnos con necesidades educativas especiales y evitar la "desaparición" de colegios de forma discriminada por no contar con un número de alumnos determinado. "Queremos que no sean unas propuestas de máximos, sino que se atemperen", ha añadido.

Sobre las movilizaciones, Fernández ha señalado que todavía hay que ver el grado de incidencia y aplicación de las medidas en cada comunidad autónoma y que "a día de hoy" la organización que preside no contempla ningún calendario de protestas. "Estaremos vigilantes y en función del impacto en los distintos territorios, nos moveremos o no", ha indicado, para concluir que espera que el curso que viene "se hable más de reformas necesarias y no de recortes presupuestarios".

El presidente del Sector de Enseñanza de CSI-CSIF, Eliseo Moreno, comparte que es "prematuro" anunciar movilizaciones el día en que los sindicatos han presentado al ministro sus propuestas. Si bien ha advertido de que las medidas aprobadas "van en contra de la escuela pública", sobre todo la referida a la posibilidad de ampliar los alumnos por clase, también ha reconocido que existe "margen para la negociación".