Publicado 16/07/2020 15:08:15 +02:00CET

Femetal fija la vista en los fondos europeos de reactivación y reclama unos nuevos PGE adaptados a la situación actual

Guillermo Ulacia, presidente de Femetal
Guillermo Ulacia, presidente de Femetal - FEMETAL

Las empresas del sector mantienen la actividad al 74 %

GIJÓN, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación de Empresarios del Metal y Afines del Principado de Asturias (Femetal), Guillermo Ulacia, ha destacado este jueves la importancia para el sector de la asignación de los fondos europeos de reactivación económica, al tiempo que ha reclamado unos nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) adaptados a la situación actual.

"Los presupuestos deben recoger las medidas industriales que dinamicen todos los sectores", ha defendido Ulacia durante la clausura --vía telemática-- de las Asambleas de Femetal y MetaIndustry4, en la que ha trasladado un mensaje de solidaridad con las víctimas de la COVID-19 y sus familiares

Ha abogado, en este caso, por incluir compromisos a medio plazo, a lo que ha dado de ejemplo que en lugar de seguir con las convocatorias anuales del plan Reindus, este se transforme en un fondo de reindustrialización, abierto y plurianual.

Sobre esto último, ha apuntado al hidrógeno como vector energético o la descarbonización de procesos. Unido a ello, ha remarcado que Europa considera que uno de los principales activos para impulsar la transformación socio-económica hacia una economía baja en carbono y circular reside en los clúster.

MetaIndustry4

Sobre el clúster de fabricación avanzada MetaIndustry4, con 57 socios, ha destacado que en un tiempo récord ha adquirido renombre nacional, pero también internacional por su nivel excelencia.

Con una facturación agregada de 1.800 millones de euros y 1.000 millones en exportaciones, en 2019 ha participado en dos proyectos europeos con 16 socios y una inversión anual de cinco millones de euros, de los que más del 75 por ciento corresponden a pymes.

A esto ha sumado que para este año se ha solicitado la participación en tres proyectos junto a 23 socios europeos y una inversión global de diez millones de euros.

De Metaindustry4 ha resaltado que está en permanente contacto con la Alianza de clúster europeos y muy incardinados en la citada estrategia europea.

Dicho esto, ha pedido la modificación de la política asturiana de apoyo a los clúster y la gestión de proyectos conjuntos liderados desde las empresas con el apoyo de los CCTT, Universidad y resto de integrantes de la cadena de valor.

Unido a ello, ha adelantado que Metaindustry4 tendrá que desarrollar su plan estratégico 2021-2024 teniendo en cuenta el reposicionamiento de las políticas de innovación y reactivación
económicas en Europa.

"TREMENDA CRISIS"

Ha hecho balance, asimismo, de la "tremenda crisis sin precedentes" vivida por el sector a causa de la pandemia de la COVID-19, a lo que ha recordado el impacto en el sector de la de 2008.

Ulacia ha hecho alusión también a la reunión mantenida con el secretario de Estado de Industria, Raúl Blanco, el cual le transmitió que el cierre de fronteras y rupturas de las cadenas de suministro había puesto al descubierto la importancia de disponer de suficientes capacidades industriales para minimizar riesgos.

Asimismo, le destacó el papel ejemplar de la industria para cubrir las necesidades urgentes del sistema sanitario y reclamo que la mejor garantía a futuro es contar con una industria fuerte, con las capacidades tecnológicas suficientes, bien localizadas,
competitivas e integradas en el país.

Dicho esto, le indicó también que si se produce una segunda ola de la pandemia, ya se sabe la manera de mantener la actividad industrial.

Sobre esta cuestión, Ulacia ha resaltado que las empresas fueron capaces de crear entornos de trabajo "suficientemente controlados" para que no se generaran incidencias en la salud de los trabajadores.

El secretario de Estado, además, le remarcó la importancia de la colaboración público-privada para dar respuesta a la crisis. "El futuro de la industria es la solución al desafío post-COVID", ha indicado.

ACTIVIDAD AL 74 POR CIENTO

En cuanto a la situación actual del sector en Asturias, ha apuntado que el nivel medio de actividad es del 74 de su capacidad respecto a momentos antes de la crisis.

Los empresarios aducen para ello a factores como: debilidad de la demanda, aumento de la morosidad comercial; bajada de la actividad de sus principales clientes; o interrupción de la cadena de suministros.

Con todo, y de cara a próximos meses, más del 50 por ciento estima mantener el nivel de actividad actual, el 30 por ciento prevé estar al 30 por ciento y el 20 por ciento restante confía en aumentar su actividad más de un 25 por ciento.

Asimismo, un 50 por ciento de las empresas dice tener una cartera de pedidos suficiente, un 41 por ciento la ve escasa y un nueve por ciento alta.

MANTENIMIENTO DEL EMPLEO

Respecto al empleo, se mantiene el 85 por ciento de los trabajadores, de los que solo un cuatro por ciento está en modo de teletrabajo.

Unido a ello, desde la crisis, un 36 por ciento de empresas se han acogido a un ERTE --un 76 % por causas objetivas--, del que ya han salido un 40 por ciento. La mitad de las empresas que lo mantienen lo hacen para la totalidad de la plantilla y el resto parcialmente.

Además, un 67 por ciento considera adecuadas sus plantillas y un 33 por ciento excesivas, y de estas, un 22 por ciento cree que debe hacer ajustes en los próximos meses.

Asimismo, sobre un 70 por ciento de las empresas consideran que perderán sobre un 39 por ciento de la facturación y el 62 por ciento estiman tener un resultado económico negativo o nulo, frente al 38 por ciento que lo prevé positivo.

Ha remarcado que más del 50 por ciento de las empresas tiene previsto reducir las inversiones en los próximos meses frente a un 6 por ciento que confía en aumentarlas.

En cuanto a las exportaciones, el 42 por ciento han rebajado su volumen desde el pasado marzo, mientras que un 53 por ciento ha sido capaz de mantenerlo.

DESACELERACIÓN DEL SECTOR

Ulacia, por otro lado, ha apuntado que si bien ya habían notado una ligera desaceleración, con un descenso del Índice de Producción Industrial de Asturias del 4,8 por ciento a principios del año, esta bajada se multiplicó por cinco de marzo a mayo, hasta rebajarse este índice en un 24,2 por ciento de media respecto al año anterior.

Ha opinado, con base a estos datos, que la crisis tuvo un efecto "muy rápido y muy negativo" en la economía y la sociedad, pero se ha aprendido que para una rápida recuperación es preciso una capacidad de reacción rápida ante situaciones imprevistas, un elevado potencial de colaboración entre las empresas y las persona que la integran.

A fin de revertir esta situación, ha indicado que las empresas cuentan, entre otras cosas, con planes de activación de la demanda en sectores como el automóvil y la construcción sostenible; el mantenimiento de líneas de avales y la prórroga hasta final de año de los ERTE; mantenimiento de la Reforma Laboral; mayor inversión pública y de compra pública innovadora, así como que se aíslen pronto los rebrotes. Peticiones que ya se han trasladado a las Administraciones.

Se ha referido, por otro lado, a los préstamos ICO, al Plan de Impulso a la cadena de valor de Automoción y al Plan Reindustri que, según Ulacia, se aprobará próximamente, aprovechando el marco de ayudas europeo por un importe de 390 millones de euros.

Ha augurado, asimismo, que esta pandemia va a acelerar los grandes desafíos transformadores del sector, por lo que será preciso impulsar nuevas políticas activas de empleo y reforzar la formación a lo largo de la vida profesional y adquirir nuevas competencias.

También ha considerado necesario volver a disponer del dinero que las empresas y trabajadores destinan para este fin y actualmente no retorna a las empresas, para mejorar la productividad y competitividad.

Unido a esta cuestión, ha abogado por crear grupos de expertos que "ante esta crisis de enorme envergadura re-imaginen la visión-misión de Femetal", ha indicado.

Contador

Para leer más