Actualizado 30/05/2012 16:01 CET

Garmendia pide implicar a la investigación en la recuperación económica

Cristina Garmendia
EUROPA PRESS

Cirac señala que en Alemania existe "preocupación" por las "negras perspectivas" de los investigadores españoles

OVIEDO, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La ex ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha pedido que se preserven las condiciones para proteger la ciencia de excelencia, mediante el mantenimiento de unos "mínimos" que permitan que no haya deslocalización del talento y que hagan posible "permanecer y volver a crecer".

La empresaria ha hecho estas declaraciones a los periodistas en Oviedo antes de participar en la reunión del Jurado encargado de fallar este jueves el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

A su juicio, España debe ser "creativa" porque "no puede permitirse el lujo de perder lo que ha avanzado" en ciencia, si bien ha reconocido que ahora "no es posible" defender una ciencia "de máximos". Así, ha instado a dirigir recursos de forma más específica a los investigadores y a los programas Ramón y Cajal de aquellos investigadores que España "no puede permitirse el lujo de perder".

"Desgraciadamente la posición de España no es la de Alemania. Tenemos que trabajar para hacer entender a la ciudadanía que país sin ciencia es un país sin desarrollo y un país sin desarrollo es un país con una economía muy comprometida en el corto plazo. No podemos arriesgar en ese sentido", ha opinado.

BIEN EN INFRAESTRUCTURAS

Con todo, la bióloga ha subrayado que afortunadamente la política expansiva de los últimos años ha permitido que el sistema de investigación esté "muy bien dotado desde el punto de vista de infraestructuras", donde, no obstante, "siempre se puede hacer más".

En concreto, ha saludado que "por primera vez en la historia" España ocupe la décima posición por el impacto de su ciencia y ha emplazado a ver qué impacto puede tener en la economía y cómo transformar el potencial científico en económico. "A mí no me gusta ponerle etiquetas a la ciencia. Cuando es buena se transfiere muy bien y se transforma en economía siempre", ha defendido.

En términos similares se ha pronunciado el profesor Santiago Grisolía, Premio Príncipe de Asturias de Investigación científica y técnica en 1990, quien no ha descartado la posibilidad de proponer al jurado la redacción de un manifiesto conjunto en favor de la ciencia.

"PREOCUPACIÓN"

Como él, el físico Juan Ignacio Cirac, ganador del mismo galardón en 2006, ha señalado que, a diferencia de lo que ocurre en España, Alemania no nota la crisis en el sector científico, que no ha visto reducida su aportación. El investigador ha añadido que existe preocupación "por la situación de España" y las perspectivas "bastante negras" de sus colegas. "No tengo muchos mensajes optimistas que transmitirles", ha lamentado.

Junto a ellos, el divulgador Eduardo Punset, ha señalado que el necesario impulso a la ciencia coincide con "otra reivindicación subyacente en la manera de pensar de muchos españoles" y que se traduce en que "no es el momento de seguir pidiendo a los de fuera -Europa- que se avengan a nuestras condiciones", por lo que se ha mostrado partidario de "crear nosotros mismos las condiciones para adecuarnos a la nueva economía y la nueva sociedad global".

En último término, Petra Mateos-Aparicio, ex presidenta de Hispasat, ha apuntado que la principal responsabilidad de los ciudadanos es "no incrementar la desconfianza" existente respecto a la situación económica actual y "hacer un análisis sensato de la realidad".