Actualizado 15/01/2016 18:35 CET

El Gobierno local marca el 19 de febrero como límite para que el Pleno apruebe el PGO

GIJÓN, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Gijón ha trasladado este viernes a los grupos municipales que el próximo 19 de febrero es el límite para celebrar el Pleno Extraordinario en el que salga adelante la aprobación inicial del Plan General de Ordenación (PGO).

Así lo ha trasladado a los grupos municipales el concejal de Urbanismo, Fernando Couto (Foro), en la Comisión de este área, según el edil de Xixón Sí Puede, David Alonso. Este ha indicado que el Gobierno local prevé mantener la semana que viene "numerosas" reuniones con los diferentes grupos y una conjunta ocho o diez días antes del Pleno, en la que se debata de las propuestas hechas por la oposición.

XSP, por su parte, mantendrá también reuniones con el resto de grupos municipales para conocer no solo las propuestas hechas, sino la contestación del Equipo de Gobierno a las mismas, en aras a fijar una posición dado lo apurado del plazo. Cabe recordar que a finales de abril expira la autorización ambiental del PGO, de ahí que el 19 de febrero sea la fecha tope para la aprobación inicial.

En la Comisión también se informó sobre la licitación en usufructo de parcelas municipales rurales, que suman más de 700 hectáreas. En este caso, se espera que en cinco o seis días esté lista la cartografía de estas parcelas, de cara a preparar la licitación.

NUEVA ORDENANZA DE CONVIVENCIA

También en Comisión, esta vez de movilidad, se ha entregado a los grupos el borrador de la modificación de la ordenanza municipal sobre protección de la convivencia ciudadana y prevención de actuaciones antisociales, que se cambia tras el respaldo a la propuesta del PSOE. de hecho, el primero de los cambios es el de nombre, que se simplifica y pasa denominarse Ordenanza Municipal de Protección de la Convivencia Ciudadana.

Según el escrito entregado a los grupos, los puntos básicos de la reforma son: la prima de las políticas preventivas sobre las coercitivas (a propuesta de IU) y la adecuación al
nuevo marco legislativo existente (PP), pero siempre extremando el respeto a los derechos constitucionales de expresión, asociación o reunión, y teniendo en cuenta los cambios sociales (XSP). Unos términos a los que también se refirió el PSOE en su propuesta.

El nuevo texto, por ejemplo, suprime algunas conductas por estar ya contempladas en otras normativas. Por ejemplo, es el caso de la degradación visual del entorno urbano -grafitis, pintadas, pancartas o carteles en lugares prohibidos--, que se recogerán en la Ordenanza Municipal de Gestión de Residuos y Limpieza Viaria, actualmente en fase de borrador. A esta Ordenanza irá también la referencia a las necesidades fisiológicas en la vía o espacios públicos.

Se mantiene, eso sí, la prohibición de la práctica del 'botellón', pero el Gobierno local incide en que la ordenanza gijonesa no prohíbe el consumo de alcohol en los espacios públicos, sino que
restringe el consumo de cualquier bebida si se causan molestias a otros ciudadanos, si se atenta contra la tranquilidad del entorno o contra la salubridad pública; y a mayores, se da la prohibición del consumo de las bebidas alcohólicas en las anteriores situaciones, o en las cercanías de centros educativos, sanitarios y culturales.