Publicado 02/02/2021 16:00

Un hombre se enfrenta a 15 años de prisión por intentar asesinar a su expareja de 15 puñaladas en Lugones en 2019

Juzgados en Oviedo y Audiencia Provincial
Juzgados en Oviedo y Audiencia Provincial - EUROPA PRESS - Archivo

OVIEDO, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El hombre procesado por intentar asesinar a su expareja de quince cuchilladas en su bar de Lugones en febrero de 2019 ha reconocido los hechos y ha aceptado una pena de nueve años de prisión.

La vista oral, celebrada únicamente a efectos de depurar la responsabilidad civil, tuvo lugar este martes en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo, según información remitida por la Fiscalía del Principado, que pedía una condena de 14 años, 11 meses y 29 días de cárcel.

El procesado, tras reconocer los hechos, aceptó una condena de 9 años de prisión, inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena, la medida de libertad vigilada por un período de 5 años y con cumplimiento de medidas como la obligación de estar siempre localizable mediante aparatos electrónicos que permitan su seguimiento permanente; y la de comunicar inmediatamente, en el plazo máximo y por el medio que el Juez o Tribunal señale a tal efecto, cada cambio del lugar de residencia o del lugar o puesto de trabajo.

Asimismo, se incluyen entre las medidas la prohibición de aproximarse a la víctima, o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el Juez o Tribunal; la prohibición de comunicarse con la víctima, o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el Juez o Tribunal; y la prohibición de acudir a determinados territorios, lugares o establecimientos, o de residir en determinados lugares.

Además, se le impondrá la prohibición de aproximación a la víctima, a su domicilio, lugar de trabajo, ocio o cualquier otro frecuentado por aquella a menos de 500 metros, y de comunicación con ella por cualquier medio durante 16 años.

Junto al abono de las costas procesales, en concepto de responsabilidad civil, que se determinará en la sentencia, la Fiscalía solicita que el procesado indemnice a la víctima con 115.000 euros por las lesiones, secuelas, daños morales y psicológicos padecidos y, al Sespa, con la cantidad que se acredite en ejecución de sentencia por los gastos de asistencia sanitaria prestada a la víctima. Todo ello, más los intereses legales correspondientes.

Más información