Publicado 10/01/2022 13:15CET

Un hombre intenta llevarse un coche ajeno, pero el dueño le persigue hasta que la Policía llega para detenerlo

OVIEDO, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un hombre de 34 años, vecino de Mieres y que responde a las iniciales M.A.L.B., resultó detenido en Mieres por un robo con violencia mientras trataba de apropiarse de un vehículo.

El arrestado quiso llevarse un coche ajeno, pero el dueño le vio. Le agredió e intentó escaparse pero el dueño siguió persiguiéndole hasta que llegó la Policía.

La persona detenida se trata de un delincuente muy conocido policialmente y que ha sido detenido en varias ocasiones. Su especialidad es el hurto de uso de vehículos y hurtos en joyerías. Han sido varias las veces, en los últimos años, que conductores de esta localidad estacionan sus vehículos en la vía pública para hacer breves gestiones, no activando el cierre del vehiculo e incluso dejando la llave de contacto puesta (en algunos casos con el motor en marcha), y cuando regresan a sus vehículos se dan cuenta de que han sido sustraídos.

A estos efectos, desde la Comisaría de Policía Nacional de Mieres se quiere significar que se trata de un 'modus operandi' que se ha generalizado por la delincuencia y las víctimas afectadas responden al patrón de aquellos que dejan su vehículo arrancado o con las llaves puestas para comprar la prensa o bien realizan sus trabajos de portes o servicios y para ganar tiempo no cierran el vehículo.

Según ha informado la Policía este lunes, el suceso se produjo el pasado día 4 de enero, cuando la víctima, tras estacionar su vehículo para dirigirse a un estanco, observó al salir del establecimiento a un desconocido introducirse en su automóvil y tratando de iniciar la marcha.

Al ir a pedirle explicaciones, el individuo le agredió con un vaso de cristal que portaba, causándole lesiones en la cara y en la mano izquierda, iniciándose entre ambos una discusión.

En esos momentos, la víctima pidió ayuda a las personas que se encontraban en el estanco, que llamaron inmediatamente a la Policía, tras lo cual el autor salió corriendo del lugar perseguido por el afectado.

Tras unos metros a la carrera, el delincuente, se volvió a encarar con su perseguidor, propinándole varias patadas y puñetazos. En dicho momento, llegó una patrulla de la Policía Local que lo detuvo y lo presentó en dependencias de Policía Nacional.

Una vez finalizado el atestado, la Policía Nacional de Mieres, pasó el detenido a disposición del Juzgado de Guardia de Mieres quién decretó su ingreso en prisión preventiva. A la víctima le fueron aplicados varios puntos de sutura.

Contador