Publicado 28/09/2018 16:19

IU promueve una Declaración Institucional de rechazo a las agresiones y amenazas a cargos electos

GIJÓN, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal de IU en el Ayuntamiento de Gijón ha propuesto una Declaración Institucional, para su aprobación en el Pleno del próximo mes de octubre, con la que busca mostrar el rechazo de la Corporación a las agresiones y amenazas a cargos electos en distintos concejos asturianos y, al mismo tiempo, expresar el apoyo a todo aquel que ha sido objeto de ellas.

En este sentido, en el documento, remitido a los medios de comunicación desde IU, se propone la adhesión a la Declaración Institucional aprobada por unanimidad por el Pleno del Ayuntamiento de Riosa el pasado 24 de septiembre de 2018, tras las amenazas a la alcaldesa y un edil.

Asimismo, se expresa el rechazo, de forma explícita, "a cualquier tipo de presión pública o privada que, a través de mensajes anónimos o cualquier otra acción de fuerza, tengan como finalidad amedrentar y arredrar a cargos orgánicos o institucionales, con independencia de su signo político, en el ejercicio legítimo de sus responsabilidades y en la defensa de sus programas políticos".

También se propone dejar claro el compromiso de la Declaración en la defensa de los valores democráticos y en el respeto al conjunto de las fuerzas políticas, "ejerciendo una labor proactiva en la censura de comportamientos, actitudes y acciones que vulneren estos valores con objeto de obstaculizar la acción política y el funcionamiento de las instituciones".

En la justificación del texto, se recalca que durante las últimas semanas se ha producido "una escalada de violencia que es imprescindible atajar". Entre otras cosas, se alude al asesinato del concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Llanes, Javier Ardines, y los mensajes anónimos que trataron de aterrorizar a la Alcaldesa de Riosa, Ana Díaz, y al también concejal en el Consistorio riosano, José Manuel Pello.

"Resulta prioritario trabajar desde todas las instituciones para poner fin a una deriva que atenta no solo contra la integridad física, política, moral o material de las personas que la sufren, sino contra la esencia misma de la democracia y de la sociedad en su conjunto", se defiende desde IU.

Más información