Gayol analiza el "vértigo" que produce el mundo moderno capitalista en su último ensayo

José Ángel Gayol.
JOSÉ ÁNGEL GAYOL
Actualizado 13/12/2015 12:01:27 CET

OVIEDO, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El escritor José Ángel Gayo analiza el fenómeno del "vértigo" en el que a su entender viven sumergidos los habitantes de las sociedades occidentales capitalistas, principalmente por efecto del sistema neoliberal, y que se traduce en la "obesión por los números y las cantidades". Aclara que no es un crítica, sino una "fotografía", que tiene efectos malos y buenos.

   Así ha resumido 'Vértigu. L'atracción del abismu na sociedá contemporánea', obra que ha ganado el premio de ensayo Máximo Fuerntes Acevedo en lengua asturiana, en su edición 2015, fallada este pasado viernes. La obra es el resultado de dos años de trabajo, y está escrita en parágrafos, encabezados por el nombre de un edificio, la ciudad en la se ubica y sus metros de altura. A medida que avanzan las páginas, los edificios con cada vez más altos.

   Dos de los efectos más negativos que a su entender tiene esta sociedad del vértigo son el "consumismo" y el "allanamiento de las ideologías". "El neoliberalismo endiosa la velocidad, la acumulación, el dinero y los números, y las relaciones sociales funcionan a base de vértigo", considera, señalando como consecuencias "el consumismo voraz y el pensamiento único".

   Así, recuerda la filosofía que a su juicio promueve ese neoliberalismo: "juntar dinero, llegar a lo alto y ver a todo el mundo a tus pies". "Te pasas todo la vida con la esperanza de subir de escala social pero no llegas nunca", añade, y apunta un dato que, en su opinión, lo demestra: "solo el 1% de la población mundial acumula el 80% de la riqueza". Por tanto, "vives siempre con esa sensación de angustia y vértigo".

   Esto se demuestra en diferetes aspectos, según Gayol, como "la obsesión por los números": "nos absorben las cifras de la bolsa, los goles que marca Ronaldo, los libros electrónicos y las películas que acumulamos en el disco duro y que nunca vamos a ser capaces de leer, las discografías que nunca vamos a escuchar". Destaca el detalle de que el Libro Guinness de Los Records "es uno de los más vendidos del mundo".

   La ansiedad por mejorar nuestra imagen con operaciones estéticas, el exceso de información acumulada por las nuevas tecnologías o la volatilidad actual de las relaciones sentimentales son otros detalles que Gayol entiende como consecuencias de este vértigo. Sin embargo, estos dos últimos aspectos no los califica necesariamente de negativos, dado que entiende que en el caso de las relaciones sentimentales habrá quien las prefiere así, y en el caso de la llegada de internet, destaca el avance que supone el acceso a la información y a la comunicación.

   Insiste en que no se trata de una crítica ni tampoco de una "gran teoría sociológica", al estilo de la sociedad líquida de Zygmunt Bauman, o de la sociedad de la decepción, de Gilles Lipovetsky, sino "algo más prudente y más humilde, que analice las sensaciones de vacío, angustia y vértigo ante las que nos encontramos".