Publicado 09/06/2020 13:25:52 +02:00CET

A juicio por empotrar su coche contra un bar cuya camarera se negó a seguir sirviéndole alcohol al estar ebrio

OVIEDO, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de un conductor que empotró su coche contra un bar de Oviedo porque su camarera se negó a seguir sirviéndole alcohol porque estaba ebrio. La vista oral está señalada para este miércoles día 10 de junio de 2020, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo, a las 12,00 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que, durante la tarde del 11 de julio de 2018, el acusado estuvo consumiendo abundantes bebidas alcohólicas en un bar en la Avenida de Torrelavega de Oviedo. Como la camarera del establecimiento advirtió que estaba muy borracho, sobre las 20:30 horas se negó a servirle más copas.

El acusado, contrariado por ello, abandonó entonces el local y, con sus facultades psicofísicas notoriamente afectadas por la previa ingesta de alcohol, cogió el vehículo Peugeot Partner que había dejado estacionado sobre la acera, dio un volantazo y lo dirigió hacia la terraza hasta golpear las mesas y sillas. Luego, dio marcha atrás y dirigió de nuevo el coche contra la puerta de la cafetería y contra una máquina expendedora de juguetes que se encontraba en el exterior del local.

Dos personas que estaban en la terraza y varias personas que había a la entrada del bar, tuvieron que refugiarse en un portal y en la propia cafetería para evitar ser atropellados. Tras
el impacto del coche contra la máquina expendedora, esta golpeó a una persona.

Cuando llegaron los agentes de la Policía, el acusado se encontraba en el medio de la Avenida de Torrelavega muy agitado, gritando y haciendo aspavientos, por lo que decidieron realizarle las pruebas de alcoholemia en las dependencias de la Policía Local. Durante el traslado, el acusado mantuvo su actitud agresiva y
propinó varias patadas en la puerta trasera derecha del vehículo oficial. No consta que haya sufrido desperfectos.

A las 21:29 horas, el acusado se sometió a la prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado de 0,86 mg. de alcohol por litro de aire espirado. A las 21:44 horas, el resultado fue de 0,94 mg/l.

El acusado rehusó efectuar una contraprueba. Presentaba ropa desordenada, aspecto general nervioso, comportamiento agresivo, eufórico, insultante y grosero, equilibrio balanceante, rostro sudoroso, olor a alcohol en el aliento, ojos enrojecidos y expresión verbal repetitiva.

Como consecuencia de los hechos, una persona sufrió traumatismo en columna y cráneo- encefálico y tardó en curar diez días.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de conducción temeraria en concurso de normas con un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y solicita que se condene al acusado a 1 año de prisión y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante 3 años.

En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal solicita que el acusado indemnice a la víctima con 370 euros por las lesiones sufridas.

Para leer más