La Junta se compromete con la igualdad real entre mujeres y hombres en el empleo, la política y la sociedad

Actualizado 06/03/2015 11:34:31 CET
Mujeres Sujetan Palabra 'Igualdad' Por Día Mujer Trabajadora 8 Marzo
Foto: EUROPA PRESS

La Cámara asturiana apuesta por colocar la igualdad en el "centro del cambio" para salir de la crisis.

   OVIEDO, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El pleno de la Junta General del Principado ha acordado este viernes una declaración institucional en la que se compromete con la igualdad real entre mujeres y hombres en el empleo, la política y la sociedad, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer el próximo 8 de marzo.

   El presidente del parlamento asturiano, Pedro Sanjurjo, fue el encargado de leer el documento en el que los diputados autonómicos rechazaron las desigualdades existentes entre mujeres y hombres.

   "El compromiso político ha sido fundamental en el avance del papel de las mujeres y hacia una igualdad real y efectiva. Las mujeres han ido accediendo progresivamente a espacios tradicionalmente ocupados por hombres, se han ido alcanzando objetivos de igualdad en el empleo, la política y la sociedad", ha apuntado el presidente de la Cámara autonómica.

   Sin embargo, los partidos políticos con representación parlamentaria reconocen que "la igualdad aún hoy es un reto". "Los últimos tiempos parecen haberse convertido en la era de la desigualdad para las mujeres, en un contexto de crisis económica y social que parece hacer más profunda la brecha entre géneros", señalan en la declaración.

   "Mientras el empleo representa para las mujeres un instrumento central de libertad e igualdad, la tasa de actividad de mujeres descendió hasta el 53,9% en 2014", indican, advirtiendo de que "la brecha salarial se sitúa en el 24% de media" de tal forma que una mujer tiene que trabajar 84 días más para tener el mismo salario que un hombre, alcanzando el 39% entre pensiones.

   La Junta General resalta, de hecho, que "la desigualdad entre mujeres y hombres tiene consecuencias a lo largo de la vida, el 72% de las pensiones no contributivas son percibidas por mujeres, convirtiéndolas potencialmente en víctimas de exclusión social, en un mundo en el que la pobreza tiene rostro de mujer".

   De este modo, los diputados asturianos sostienen que "la incorporación y promoción de la mujer en ámbito laboral debe ser uno de nuestros principales retos". "Obstáculos como la discriminación salarial, la precariedad en el empleo, las dificultades existentes para la conciliación de la vida laboral y familiar y la todavía escasa presencia de mujeres en los puestos de responsabilidad ponen de manifiesto que todavía queda mucho camino por recorrer para alcanzar la igualdad real", advierten.

   Por ello, la Junta General aboga por "la igualdad en el empleo y en el salario" como "un paso fundamental para la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres".

   "La igualdad implica más justicia, más democracia, más eficacia", para el parlamento asturiano, por lo que se apuesta por "mantener y continuar impulsando" desde Asturias "medidas que fomenten la igualdad en el acceso de las mujeres al empleo, la cultura emprendedora, la igualdad salarial, la corresponsabilidad y la conciliación de la vida laboral y familiar para hombres y mujeres".

   Además, la declaración institucional hace referencia a la lacra de la violencia de género como "la cara más dura de la desigualdad". "La violencia machista continúa siendo una triste realidad en nuestro país. Nuestro compromiso con la igualdad entre mujeres y hombres y la lucha contra la violencia de género debe comenzar desde las edades más tempranas, la coeducación es la herramienta fundamental para la consecución de dicho objetivo", aseguran.

   "El cambio que necesitamos para salir de esta crisis, que es económica, pero también social, pasa por contar con todos y con todas, hombres y mujeres, sin desperdiciar capacidades", explica la declaración, apostando colocar la igualdad en el "centro del cambio" para salir de la crisis.

   Con todo, la Junta General insta a todos los poderes públicos a la promoción de políticas que permitan la corresponsabilidad en la vida laboral y familiar de hombres y mujeres, y el cumplimiento de la Ley para la Igualdad efectiva de Mujeres y Hombres; el impulso de políticas y servicios de prevención de la violencia de género y apoyo a las mujeres que la sufren; y el impulso de políticas que avancen en la lucha contra la desigualdad salarial.