Actualizado 19/01/2022 19:56

Más de la mitad de los últimos 250 fallecidos estaban sin vacunar o no tenían pauta completa, afirma Fernández

Archivo - Pablo Fernández
Archivo - Pablo Fernández - GOBIERNO DE ASTURIAS - Archivo

OVIEDO, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud del Gobierno asturiano, Pablo Fernández Muñiz, ha insistido este miércoles en la necesidad de vacunarse contra la COVID-19. Ha dicho que de los últimos 250 fallecidos, han sido 127 los que no estaban vacunados o tenían la pauta de vacunación incompleta.

"Todo ello indica el riesgo evitable de gravedad que tienen las personas no vacunadas cuando se infectan de COVID-19", ha advertido el dirigente asturiano.

En unas declaraciones distribuidas por el Gobierno asturiano tras participar de forma telemática en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, Fernández ha destacado el "buen ritmo" de vacunación que hay en Asturias.

Ya cuentan con dosis de refuerzo el 90 por ciento de la población del tramo 50-59 años, según ha explicado. En los niños de 5 a 11 años el porcentaje está ya cerca del 70%. Además, Fernández ha defendido la utilidad de las jornadas de vacunación sin cita, que se realizan los viernes.