"Me han acusado por la cara", denuncia el acusado de ser compinche en el robo de un estanco en Avilés

Trib.- "Me han acusado por la cara", denuncia el acusado de ser compinche en el robo de un estanco en Avilés
EUROPA PRESS
Publicado 08/05/2019 12:50:05CET

AVILÉS, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Un hombre, que responde a las iniciales M.M.R., ha afrontado este martes un juicio en Avilés por robo con violencia en un estanco por el que fiscal le solicita una pena de cuatro años y medio de prisión. "Me han acusado pro la cara, yo no he atracado ningún estanco", ha argumentado el acusado.

El Juzgado de lo Penal Número 2 de Avilés ha acogido este miércoles la vista oral donde el Fiscal ha mantenido la petición de pena, mientras que la defensa ejercida por Carlos Villar ha pedido la libre absolución del acusado, "al no haber pruebas concluyentes para implicar al acusado en el atraco, porque sólo están basadas en habladurías de la calle".

Los hechos se remontan a las 20.04 horas del 1 de septiembre de 2016, cuando según el Fiscal el acusado, actuando de común acuerdo con otra persona no identificada, acudió al establecimiento Estanco 25, en la calle Santa Apolonia de Avilés.

Mientras el acusado se quedaba fuera en actitud de vigilancia, el otro hombre entró en el local y, tras rociar a su propietario con spray de pimienta, le arrebató la recaudación que llevaba en la mano. Se produjo un forcejeo entre ambos, por lo que el acusado acudió en su ayuda, llevándose 2.500 euros de botín.

El acusado ha negado en todo momento su participación en este atraco. "Fui a comprar a ese estanco, porque vivo cerca, no lo he atracado, y allí después de que sucediera, me dice el del estanco que le habían dicho dos chavalas que había sido yo el que lo había robado, lo cual es falso", ha señalado a preguntas del Fiscal.

El dueño del estanco ha relatado ante el juez lo ocurrido. "Acababa de cerrar y con la luz apagada tenía el dinero para meterlo en la bolsa , de repente se me abalanzó un señor con gorra y tejanos, y me roció la cara con spray de pimienta, salí vi que había otro hombre fuera, escaparon y luego cuando fui a pedir ayuda me desplomé en la calle".

El vídeo de las cámaras de seguridad tampoco ha podido ayudar a identificar a los atracadores. "Una vecina me dijo que había visto al acusado rondando el estanco con otra persona aquel día, pero luego en el vídeo no se les puede identificar, y lo único que puedo decir es que medían aproximadamente 1,75 de altura, porque medían un poco más que yo", ha apuntado el estanquero.

La vecina, por su parte, ha comentado en el juicio que no puede asegurar que el acusado hubiese participado en el robo. "Vi al acusado acompañado de otro hombre sobre las 19.00 horas, una hora ates del atraco, cerca del estanco bajando unas escaleras, lo conozco de vista, y yo nunca he tenido ningún problema con él, pero luego en la cinta de vídeo yo no los reconozco a ninguno de los dos". El juicio ha quedado listo para sentencia.

Contador

Para leer más