"No estamos preocupados, no somos okupas", dice el presidente de la Fundación Gustavo Bueno

Publicado 14/03/2019 17:39:06CET
EUROPA PRESS

El concejal de Economía, Rubén Rosón, visita este viernes el edificio con la intención de que la institución lo desaloje

OVIEDO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente y fundador de la Fundación Gustavo Bueno, Gustavo Bueno Sánchez, ha defendido este jueves la legalidad de la cesión de un edificio en el que trabajan en la ciudad de Oviedo, en contra de lo que viene apuntando en los últimos días el concejal de Economía, Rubén Rosón, de la formación Somos (marca local de Podemos). Bueno ha insistido en que el pleno del Ayuntamiento aprobó hace 20 años la cesión del edificio por 50 años. Por lo tanto, quedan treinta. "No estamos preocupados, no somos okupas", ha dicho Gustavo Bueno.

Rosón ha anunciado que visitará este viernes las instalaciones del edificio, ha dicho que son unas instalaciones ocupadas sin sustento legal y ha manifestado su intención de utilizarlas. En la carta que ha remitido a la Fundación Gustavo Bueno, Rosón dice que pretende aprovechar la vista para ver el estado del edificio y trasladarles un calendario con el traslado.

El presidente de la Fundación no estará presente en la visita, ya que se encuentra en La Rioja, donde ofrecerá en Logroño la conferencia 'Gustavo Bueno y La Rioja', encuadrada en los actos de presentación de la revista Berceo 175, que incluye un homenaje al filósofo.

Rosón será así recibido por personal de la Fundación, pero Bueno entiende que no tienen nada que hablar con el concejal, debido a que las condiciones de uso del edificio están amparadas precisamente por el Ayuntamiento de Oviedo. Fue en un pleno de 17 de marzo de 1998, cuando todos los grupos con representación municipal (PP, PSOE e IU) acordaron autorizar el uso del edificio 'Antiguo Sanatorio Miñor' por un periodo de 50 años.

"Me da la impresión de que Rosón no tiene los conceptos claros", ha apuntado, a pregunta de Europa Press, Gustavo Bueno, quien considera que en esas condiciones "no es tan sencillo" dealojarles, ya que están protegidos legalmente. Lo contrario podría ser contrario a la ley, advierte.

De hecho, Bueno considera que ha estado más atinado el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, quien en unas recientes declaraciones se desvinculó de las declaraciones de Rosón y dijo que ese asunto no se había tratado en la Junta de Gobierno. Bueno interpreta que López sí conoce la legislación y la legitimidad del acuerdo de cesión.

Añade Gustavo Bueno que este asunto ni siquiera compete a Rosón, porque todo lo relativo a la cesión, para la que aún queda 30 años, depende de la concejalía de Patrimonio, la que dirige Cristina Pontón (IU). Así consta en alguna carta que han recibido en la Fundación.

No cree por tanto, el presidente de la Fundadción Gustavo Bueno que pueda tener base alguna la intención de desalojarles por parte de Rosón y se pregunta si su empeño en poner el foco en este asunto a tan pocas fechas de las elecciones no tendrá motivaciones electoralistas. "Es un poco raro...", ha señalado.

La Fundación Gustavo Bueno, añade, no recibe ningún tipo de subvención municipal desde que entró el actual equipo de gobierno, compuesto por PSOE, Somos e IU.

De ámbito nacional y con sede en Oviedo, fue constituida el 14 de mayo de 1997 exenta de todo fin lucrativo y con fines de interés general. El objeto de la Fundación es el cultivo de la filosofía, entendida "no como un saber autónomo que pudiese mantenerse encerrado en sí mismo o en una supuesta sabiduría históricamente recibida, sino como un saber de segundo grado, que sólo encuentra su alimento en el análisis de los saberes científicos, políticos, tecnológicos y culturales en general, saberes que se renuevan constantemente en el incesante flujo del presente", según consta en la información de la Fundación.