El Padre Ángel exige a los gobernantes una mayor implicación con la pobreza mundial "en vez de pelearse entre ellos"

Actualizado 06/06/2008 21:14:11 CET

OVIEDO, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fundador de la Asociación Mensajeros de la Paz, el Padre Ángel, exigió hoy a los gobernantes una mayor implicación con la pobreza que existe en el mundo. "Se piensa más en las peleas entre los políticos y en las crisis económicas que en la pobreza extrema que sufren millones de personas en todo el mundo".

El padre Ángel realizó estas manifestaciones durante la rueda de prensa que ofreció hoy en el Hotel Monumental Naranco de Oviedo acompañado del embajador de palestina, Musa Amer Odeh y su homólogo de Siria, Makram Obeid, que rindieron homenaje al fundador de Mensajeros de la Paz por su labor humanitaria en los países árabes.

El sacerdote puso de ejemplo al pueblo asturiano por su "inmensa solidaridad" y recordó que muchos niños enfermos y heridos por las guerras fueron curados en hospitales del Principado. "Siempre vengo a Asturias a coger energía para seguir luchando para erradicar la pobreza", añadió.

El padre Ángel se pronunció también sobre el problema palestino-israelí y señaló que "hay dirigentes políticos como el presidente de los Estados Unidos o responsables de grandes potencias mundiales que si quisiesen en cinco minutos pararían la guerra".

Según el sacerdote el resto de la humanidad lo único que puede hacer es "desear que haya paz en todos los rincones del planeta", aunque, también es cierto, apuntó el Padre Ángel, "no se puede vivir amenazado y sujeto a otros poderes ajenos".