El padre defiende que pidió fotos a su hija desnuda para "ponerla a prueba y darle una lección"

Publicado 12/12/2018 13:40:47CET

AVILÉS, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un hombre, que responde a las iniciales de A.G.F., ha defendido este miércoles en los juzgados de Avilés que creó un perfil falso en Instagram para pedir fotos a su hija menor de 14 años desnuda y de alto índice sexual para "ponerla a prueba y darle una lección", al ver que su hija había publicado fotos en esta red social "inapropiadas de forma reiterada".

El juicio contra este padre ha tenido lugar en el Juzgado d ellos Penal número 2 de Avilés este miércoles, donde la Fiscalía ha mantenido su petición de un año de prisión para el acusado y tres años de orden de alejamiento y comunicación de su hija, mientras que la acusación particular ha elevado la petición a dos años y un día de cárcel y tres años de orden de alejamiento.

Según la acusación del Ministerio Fiscal, los hechos se remontan al mes de Julio del 2017 donde según el relato de fiscalía, el padre a través de un perfil, falso de Instagram se puso en contacto con su hija de 14 años, y le requirió que subiera a la red fotos suyas desnuda, llegando a través de otra cuenta a enviarle fotos de chicos jóvenes medio desnudos para incitarla a subir sus imágenes.

La vista oral ha sido a puerta cerrada pata preservar la intimidad de la menor, y al final de la misma, el abogado defensor, Marco Pintado ha explicado los argumentos de la defensa. "Efectivamente reconoce los hechos de crear un perfil falso en Instagram para solicitar fotos a su hija, pero entendemos que hay que contextualizarlo en una situación previa que ha quedado totalmente demostrado en la que la menor venía subiendo de forma reiterada fotos de alto contenido sexual en redes sociales fundamentalmente en instagram, circunstancia que preocupó al padre, y por eso actuó así".

El abogado defensor ha aclarado que en ningún momento "la menor envió ninguna foro al padre y por supuesto no se publicó ninguna". El letrado ha tratado de contextualizar la actuación de su defendido. "No se puede analizar el caso de una forma descontextualizada como que el padre empieza a pedir fotos de la nada a su hija, para nada, se reconoció en sala que la relación entre padre e hija era totalmente normal, y la moda de los chavales de subir fotos a redes fue lo que originó esta actuación del padre".

El abogado también ha pedido la libre absolución de su cliente, porque considera que no hay delito. "Como padre podría haber optado por otras alternativas, pero la niña reside con sus abuelos, hay una situación de divorcio, en la que lógicamente falta comunicación, y por eso se llega a esta situación, pero de ahí a decir que hay delito, discrepamos".

LA ACUSACIÓN PIDE EL DOBLE DE CONDENA

Por su parte la acusación particular, llevada por la letrada Teresa Rodríguez, ha elevado la petición de condena de cárcel para el acusado a dos años y un día. "Mientras que la defensa ha defendido la actuación del padre porque quería proteger a su hija por sospechas que tenía, nosotros hemos mantenido que ciertas conductas y ciertas peticiones exceden una función educadora de un padre de familia, y que no se puede consentir todo para lograr un fin".

La acusación particular ha mantenido que en la vista oral han quedado probadas muchas cosas. "Queda probado que el padre tenía dos cuentas de Instagram bajo seudónimo falso e identidades falsas, queda probado que en reiteradas ocasiones le ha pedido fotografía a su hija de carácter sexual, no sólo desnuda sino que especificando posturas y gestos. Ahora queda por dilucidar si había un carácter sexual o si era un carácter protector hacia la menor", ha explicado la abogada ante los periodistas.

Por último la letrada de la acusación particular ha hablado sobre el estado en el que se encuentra la menor, que ahora tiene 16 años. "Lógicamente una niña de al enfrentarse a su padre en un juzgado por un tema así, está nerviosa, le ha provocado un nivel de ansiedad alto, y sobretodo tiene ganas de que termine todo esto".