Publicado 11/11/2020 11:31CET

El Pleno, sin apoyo de Vox, aprueba una Declaración por el derecho de las mujeres a ser "libres y sin miedo"

La alcaldesa de Gijón lee un manifiesto durante la concentración en la plaza Mayor por el asesinato de Lorena Dacuña (febrero de 2020)
La alcaldesa de Gijón lee un manifiesto durante la concentración en la plaza Mayor por el asesinato de Lorena Dacuña (febrero de 2020) - EUROPA PRESS - Archivo

GIJÓN, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Corporación gijonesa, excepto Vox, ha aprobado este miércoles una Declaración Institucional contra la violencia de género y en el que han tenido un recuerdo especial para la gijonesa muerta a manos de su ex pareja, Lorena Dacuña Fernández, "que quería ser libre y volver a casa sin miedo, tal como contaba en sus redes sociales", han destacado en su escrito.

Con esta Declaración, el Pleno municipal, en representación de la ciudadanía y en colaboración con el Consejo de Mujeres, se compromete con la lucha contra la violencia que se ejerce contra las mujeres por el mero hecho de serlo, "así como contra la que se ejerce vicariamente contra sus hijos e hijas para castigarlas", destacan.

En este sentido, han lamentado profundamente los 40 asesinatos de mujeres, ocurridos en el último año, especialmente el citado de Lorena Dacuña, a manos de sus parejas o ex parejas y los 1.068 desde que se contabilizan los asesinatos machistas.

Es por ello, que han reivindicado el derecho a vivir "sin miedo en casa y de camino a ella" y que han su vida como quieran vivirla. "Por Lorena y por todas las mujeres de la ciudad, especialmente por las que sufren o han quedado heridas por esta violencia de por vida", han justificado esta Declaración Institucional.

SIN RIESGO PARA SUS VIDAS

Han apostado en este caso por la prevención como principal herramienta para hacer de Gijón un lugar en el que la igualdad real sea un hecho, "y que las mujeres de Gijón no tengan que ser valientes para ser libres, ni poner en riesgo su vida por ello", han remarcado.

A este respecto, han dejado claro que el compromiso del Ayuntamiento es seguir elaborando medidas, normas, programas y planes que se conviertan, en la práctica, en instrumento de sensibilización social y posibiliten el cambio necesario para que realmente Gijón sea una ciudad en y para la igualdad de mujeres y hombres.

Han aludido, además, al Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que marca la hoja de ruta en este ámbito y han advertido de que solo se conseguirá erradicar la Violencia de Género cuando se reconozca la plena ciudadanía de la mitad de la población, las mujeres.

Han llamado la atención, asimismo, sobre la repercusión que está teniendo la pandemia de la COVID-19 y el impacto de las medidas adoptadas, con especial incidencia en las mujeres, sobre todo aquellas víctimas de violencia de género que se han visto y se ven forzadas a convivir con su agresor.

Se ha recordado, en este punto, que el Ayuntamiento puso en marcha durante el confinamiento, en el pasado mes de marzo, una campaña de concienciación ciudadana sobre el mayor peligro y vulnerabilidad que la situación suponía para las mujeres que sufren violencia de género.

Por todo ello, el Ayuntamiento de Gijón renueva su compromiso con el reconocimiento y defensa de los derechos de las mujeres y con la necesidad de atención y protección de las mujeres que sufren todo tipo de violencias machistas.

ERRADICAR LA HEPATITIS C

Por otro lado, el Pleno ha aprobado, esta vez por unanimidad, una Declaración Institucional, sobre la eliminación de las hepatitis víricas en España.

En el texto, se incide en que España tiene la oportunidad de hacer historia y convertirse en el primer país entre los desarrollados en acabar con un problema de salud pública como la hepatitis C, de la que se han curado, entre abril de 2015 y hasta junio de 2019, más de 130.000 pacientes, lo que representa casi la totalidad de los tratados.

Sin embargo, se ha incidido en que todavía habría unas 35.000 personas virémicas. De igual forma, la tasa de diagnóstico de la enfermedad no es todavía satisfactoria: al menos 22.500 personas podrían estar infectadas por el virus de la hepatitis C y no saberlo. Y a todos ellos habría que sumar las personas diagnosticadas que, por un motivo u otro, siguen sin ser tratadas.

Por todo ello, el Pleno se compromete a colaborar en el desarrollo de campañas de concienciación para favorecer el cribado de la infección por el virus de la hepatitis C en la población de entre 40 y 65 años, en la que se concentran la mayoría de los casos no diagnosticados.

También lo harán en el desarrollo de campañas de prevención que incidan en las prácticas de riesgo y contribuirán al objetivo de lograr la simplificación del diagnóstico y tratamiento, así como su descentralización. A esto se suma promover políticas específicas de prevención en los colectivos más expuestos y vulnerables y el implicar activamente en el objetivo de la eliminación de la hepatitis a los agentes comunitarios que trabajan con estos colectivos.

Además, se colaborará con el cumplimiento de las condiciones higiénico-sanitarias de los establecimientos e instalaciones de tatuaje, micropigmentación o perforación cutánea piercing, colaborando en actuaciones de información relacionadas con la hepatitis C.

Del mismo, así como en el seguimiento y medición de los indicadores de eliminación que permitan conocer los resultados de los programas llevados a cabo. También se compartirá información y experiencias con el resto de ciudades adheridas a este fin.

Contador