Presidencia activa el Plan de Protección Civil en fase de alerta ante la previsión de fuertes rachas de viento

El Parque San Francisco cerrado al paso por riesgo de vientos fuertes en Oviedo
EUROPA PRESS
Actualizado 10/12/2017 12:35:24 CET

OVIEDO, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha activado, a las 10.38 horas de este domingo, el Plan Territorial de Protección Civil del Principado de Asturias (Platerpa) en fase de alerta, en nivel 1, a la vista de la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para las próximas horas en Asturias, donde podrían llegar a registrarse fuertes rachas de viento de hasta 140 kilómetros por hora en cordillera y suroccidente.

Según indica el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) en nota de prensa, esta fase de seguimiento, previa a la emergencia, se activa cuando existen informaciones procedentes de los sistemas de previsión que por su evolución desfavorable pudiesen generar emergencias donde tuviesen que aplicarse medidas de protección civil.

El nivel 1, de los dos existentes, implica el seguimiento y análisis de las previsiones existentes y su evolución. La Fase de Alerta puede desembocar en una situación de emergencia, por lo que se pasará a la Fase de Emergencia, o bien no evolucionar y producir la vuelta a la normalidad.

Según el aviso emitido por Aemet para Asturias desde las 15.00 horas de hoy domingo, 10 de diciembre, se esperan rachas muy fuertes de viento que oscilaran entre los 100 km/h en el centro, valles mineros y litoral oriental y 120 km/h en occidente y cordillera. Además, en cordillera y suroccidente, desde las 18.00 horas, esta situación podría empeorar ya que las predicciones apuntan a que podrían llegar a registrarse rachas de hasta 140 kilómetros hora hasta las 00.00 horas.

Ante esta situación desde el SEPA han reiterado a la población que extremen las precauciones y han recomendado que no se acerquen a los acantilados, paseos marítimos y zonas peligrosas donde las fuertes rachas de viento pueden provocar caídas y en la costa pueden resultar arrastrados por un golpe de mar.

Asimismo piden que se eviten los desplazamientos por carretera. De ser necesarios, encomiendan a "prestar especial atención" ante la posible presencia de obstáculos en la vía. En las viviendas recomiendan revisar los anclajes de los elementos fijados en el exterior del edificio y prestar atención en la calle ante el peligro de desprendimientos de cornisas u otros materiales que puedan caer de altura.