El PSOE lleva a la Junta una iniciativa para aislar a quienes plantean reducir las medidas de protección a mujeres

Pleno de la Junta General sobre presupuestos
EUROPA PRESS
Publicado 20/01/2019 12:01:32CET

OVIEDO, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Socialista en la Junta General del Principado de Asturias (JGPA) ha registrado una proposición no de ley que pide el rechazo de cualquier tipo de acuerdo "explícito o implícito" con formaciones políticas que plantean la supresión o reducción de las medidas de protección de las mujeres.

Según señala el PSOE en su iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, esos planteamientos sólo sirven para dar cobertura a "políticas irresponsables que conllevan un altísimo riesgo de agravar el problema".

Los socialistas explican que, a pesar de la "utilidad" y del "reconocimiento internacional" recibido por la ley integral contra la violencia de género y del importante proceso de toma de conciencia social que se ha producido ante el problema, algunas fuerzas políticas "plantean una demolición de toda estructura de prevención, atención y protección de las mujeres víctimas de las mujeres víctimas de violencia de género".

"Para ello cuentan con la complicidad de partidos políticos dispuestos a laminar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, como si 976 mujeres asesinadas desde que tenemos datos y una media de 150.000 denuncias anuales por maltrato no fueran razones suficientes para rechazar y aislar a quienes sin tapujos hacen del machismo su bandera política", han añadido.

Por ello consideran que es necesario "aislar a los violentos y a quienes les dan cobertura política". La iniciativa de los socialistas asturianos pide seguir poniendo en valor medidas como las contenidas en el pacto social contra la violencia sobre las mujeres del Principado de Asturias, con el objetivo de combatir el "terrorismo machista" que es, afirman, el "problema más grave que sufre actualmente la sociedad española y asturiana".

La proposición no de ley pide además al Gobierno que rechace cualquier posicionamiento que propugne la eliminación o minoración de las medidas de protección de las mujeres frente a la violencia machista, así como el drama social y las consecuencias que tiene para las víctimas.