El sector biomédico español debe "continuar mejorando" en la transparencia de la investigación con animales

La Universidad de Oviedo dice que hace todo lo posible para que López Otín siga investigando en "su casa"
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 03/06/2019 15:07:48CET

MADRID/OVIEDO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por la Asociación Europea de Investigación Animal (EARA, por sus siglas en inglés) advierte al sector biomédico español que debe "continuar mejorando" en la transparencia de la investigación con animales, tras analizar un total de 189 sitios web institucionales en España durante 2018.

Concretamente, el estudio que acaba de publicar este organismo y que evaluó tanto de organismos públicos como privados, como universidades y compañías farmacéuticas, señala que en España este sector "necesita continuar avanzando hacia un nivel aceptable de apertura y transparencia en animales para la investigación".

Entre las principales conclusiones, se observa que una gran mayoría de las instituciones (84%) que realizan investigaciones con animales llevan una declaración reconocible en sus sitios web que explica el uso de animales en investigación y bienestar animal; sin embargo, solo dos de cada cinco de los sitios web evaluados (38%) cumplen con el criterio para proporcionar "más información", por ejemplo, incluyendo el tipo de animales utilizados.

Asimismo, se puede considerar que menos de uno de cada cinco (18%) de los sitios web tiene menciones prominentes de investigación con animales, como declaraciones reconocibles dentro de los tres 'clics' de la página de inicio.

En comparación, el porcentaje de instituciones que mostraron en otros países una declaración sobre el uso de animales en la investigación fue en Francia 32 por ciento, en Alemania 34 por ciento, en Italia 39 por ciento y en Reino Unido 95 por ciento.

"El sector biomédico en España ha logrado un buen progreso a través del acuerdo de transparencia, pero se puede hacer mucho más. Las instituciones deben hacer un mayor uso de todas las oportunidades para ser más accesibles y más transparentes con el público. Nuestra opinión es que los sitios web de las instituciones que evaluamos desempeñarán un papel cada vez más importante para informar a los miembros del público, los medios de comunicación, los responsables de la toma de decisiones y los reguladores sobre el uso de los animales en la investigación, su bienestar y los beneficios de la ciencia biomédica para humanos y animales", ha señalado el director Ejecutivo de EARA, Kirk Leech.

Actualmente, los esfuerzos para mejorar la apertura en España se coordinan a través del Acuerdo de Transparencia sobre la Investigación con Animales en España ('Acuerdo de transparencia sobre el uso de animales en experimentación científica en España'), que fue lanzado por la Confederación Española de Sociedades Científicas (COSCE). ), con la colaboración de EARA, y ha sido adherido por más de 130 instituciones.

LÓPEZ OTÍN Y LA MUERTE DE LOS RATONES CON LOS QUE INVESTIGABA

En los últimos meses, la investigación con animales ha sido objeto de atención en la Universidad de Oviedo, sobre todo desde el momento en el que el investigador y catedrático en el área de Bioquímica y Biología Molecular en el departamento de Bioquímica de la Universidad de Oviedo, Carlos López Otín, hizo público en enero que más de 5.000 ratones con los que él investigaba habían sido sacrificados por culpa de una infección.

En una rueda de prensa ofrecida en marzo, los responsables de la Universidad de Oviedo reconocieron que no habían detectado la causa de la infección de los miles de ratones de investigación, sacrificados tras detectarse un virus murino.

El vicerrector de Investigación de la Universidad de Oviedo, José Ramón Obeso dijo entonces que se abrió una investigación interna, pero que no se obtuvo ningún resultado a la hora de determinar el preciso origen del brote. "Este tipo de infecciones son relativamente comunes en este tipo de instalaciones", explicó.

Eso sí, el directivo de la Universidad de Oviedo dio prácticamente por descartado que el virus pudiera haber sido introducido deliberadamente por alguien. ""La infección pudo haber entrado por cualquier sitio, incluso por la vía del aire acondicionado", apuntó.

Contador