Publicado 14/12/2021 13:55CET

Simón apunta que la tercera dosis "quizá no sea necesaria para todos los grupos poblacionales"

Archivo - El director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón
Archivo - El director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón - Juan Manuel Serrano Arce - Europa Press - Archivo

MADRID/OVIEDO, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha apuntado que "quizá" la tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19 "no sea necesaria para todos los grupos poblacionales ahora mismo".

"Hay evidencias científicas que nos podrían permitir pensar que quizá no sea necesaria para todos los grupos poblacionales ahora mismo", ha resaltado durante su intervención en la presentación del informe 'La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria 2021', elaborado por las ONG Médicos del Mundo y medicusmundi.

El máximo responsable de la gestión de la pandemia en España ha denunciado la inequidad en el acceso a las vacunas de la COVID-19, destacando que las dosis de las que se dispone a nivel global "no son suficientes para los habitantes que tiene el mundo".

"Hagamos la distribución que hagamos nunca va a ser igualitaria ni equitativa, siempre va a haber sesgos y desviaciones. Siempre va a haber inequidades en la distribución de un producto del que no disponemos de suficiente cantidad para todos", ha sostenido.

Para paliar este problema, Simón ha citado varias "alternativas", como la liberación de patentes, los acuerdos de las compañías farmacéuticas para producir las dosis en países de desarrollo o las financiaciones a fondo perdido.

En cualquier caso, el epidemiólogo ha recordado que "ninguna es perfecta", ya que "todas tienen aspectos buenos y malos". Por ejemplo, ha explicado que la liberación de patentes "tiene sentido cuando va asociada a una logística adecuada", ya que muchas de las vacunas necesitan de unas temperaturas muy bajas y la mayoría de países pobres podría tener problemas para no romper esta cadena de frío.

"No es un blanco o un negro, no es una decisión fácil de tomar. Pero está claro que hay una clara inequidad en el acceso a las vacunas. Tenemos que buscar alguna solución al poco acceso de vacunas que están teniendo muchos países del mundo", ha remachado.