Sucesos.- La policía detiene a dos hombres, uno por intento de atraco con un revólver y otro por tenencia de armas

Publicado 23/02/2019 12:35:51CET
CNP - Archivo

   OVIEDO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 53 años de edad que intentó atracar en dos gasolineras de Gijón. Los empleados al frente de los negocios se enfrentaron al autor y se negaron a entregarle el dinero solicitado a pesar de que éste les amenazaba con un revólver.

   Según ha informado este sábado en nota de prensa la Policía Nacional, el hombre fue arrestado cuando huía tras no haber conseguido el botín pretendido. Días después fue detenido el hombre que supuestamente le dio el revólver.

   Los hechos sucedieron, según la Policía, en la tarde del domingo 20 de enero cuando un hombre entró en una gasolinera del barrio de Contrueces de Gijón y pidió 100 euros al empleado a cara descubierta. Cuando éste se negó, entonces cambió el tono y adoptó una actitud intimidatoria, se tapó el rostro con un gorro y mostró un arma de fuego que llevaba en la cintura, mientras exigía que se diera la cantidad solicitada.

   El empleado reaccionó empujando al asaltante y golpeándole las manos con un palo, lo que hizo que éste sacara el revólver y lo esgrimiera contra su víctima, exigiendo de forma más contundente el dinero de la caja. En ese momento, la víctima pulsó la alarma de atraco, haciendo huir al autor sin llevarse el botín.

    Los agentes de la Policía Nacional desplegaron un dispositivo en torno al lugar de los hechos para la localización del autor pero pese a las insistentes batidas,no se logró dar con su paradero.

   Media hora más tarde, una nueva llamada a la Policia Nacional, alertaba de otro intento de atraco en una gasolinera ubicada en la Avenida de la Constitución de esta ciudad. A la llegada de los agentes el empleado les informó de lo sucedido, coincidiendo mayoritariamente el modus operandi y la manera de proceder con lo que había pasado en la gasolinera anterior.

   En esta ocasión tampoco consiguió el autor llevarse la recaudación de la caja al encontrarse con la resistencia firme del empleado, que se negó a darle el dinero pese a ser intimidado con el arma de fuego.

   Los agentes desplegados en la zona pudieron localizar al denunciado que estaba escondido a pocos metros del lugar de los hechos, oculto entre dos coches. Los efectivos del Grupo de Atención al Ciudadano de la Comisaría de Gijón, adoptando las medidas de seguridad pertinentes ante un individuo armado, procedieron a la inmovilización de esta persona y a su cacheo preventivo, interviniéndole el revólver empleado en sus acciones delictivas.

   De la investigación posterior se hizo cargo la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada de la Policía Judicial cuyos investigadores llevaron a cabo un registro en el domicilio del arrestado en el que encontraron numerosa munición del calibre del revólver incautado, que resultó ser una arma auténtica que estaba cargada en el momento de los asaltos.

   Al detenido le constaban varias reseñas policiales por otros delitos violentos, malos tratos, lesiones, atentados a agente de la autoridad. El Juez de Instrucción de Guardia decretó su ingreso provisional en el Centro Penitenciario de Asturias.

   Los investigadores continuaron con las pesquisas para averiguar las procedencias del arma y de la munición incautadas al detenido, quien ofreció explicaciones muy vagas sobre el origen de las mismas. Tras un mes de trabajos en el que se realizaron numerosas indagaciones se pudo averiguar la identidad de la persona que facilitó el revólver para cometer los asaltos, siendo arrestado el día 20 de febrero como presunto autor de un delito de tenencia ilícita de armas y municiones. Este vecino del barrio de Contrueces de Gijón, de 40 años de edad, también tenía antecedentes policiales por malos tratos y desórdenes públicos.

   En dependencias policiales afirmó haber encontrado el arma entre las rocas en el espigón de Poniente y habérsela dado a un amigo al no saber qué hacer con ella, versión que carece de credibilidad para los integrantes de la UDEV que continúan investigando con el apoyo de agentes de la Brigada de Policía Científica para rastrear la operatividad del arma y comprobar si pudo ser utilizada en la comisión de otras acciones delictivas.