Actualizado 03/04/2007 16:44 CET

Tribunales.- Los trabajadores de Cajastur acusados de usurpación de toma de inmueble declaran como imputados

OVIEDO, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de Cajastur acusados de usurpación de toma de inmueble por encerarse durante once días en el centro de pensionistas de la entidad de Oviedo declararon hoy ante la juez del juzgado de lo Penal número 4 de Oviedo. En la denuncia se les imputa el pago de una multa de 1.100 euros en facturas de limpieza y arreglo de cerraduras.

Uno de los imputados José Manuel Fernández negó, en declaraciones a Europa Press, haber causado ningún daño en el interior del edificio y "achacó los posibles desperfectos a la actuación policial en el momento del desalojo".

Fernández recordó que la entidad bancaria cerró el Centro de pensionistas en perjuicio de estos de forma unilateral y "no a petición de los manifestantes". Reconoció que desde la ventana del edificio de Cajastur tiraron panfletos a la calle pero comentó que "fueron recogidos por el servicio de limpieza del ayuntamiento y no por el de la entidad".

En el juzgado de Llamaquique comparecieron José Manuel Fernández, Teresa Ánia Fernández, ambos de CCOO y Bernardo Álvarez, de Confederación de Sindicatos Independientes de las Cajas de Ahorro (Csica) ya que Marta Iglesias Pérez ya había declarado "a exhorto" en los juzgados de Gijón.

Los imputados estuvieron acompañados de alrededor de cincuenta personas que apoyaron a los acusados con pancartas en las que se exigía una negociación entre los trabajadores y la dirección de Cajastur.