Publicado 27/02/2021 13:21CET

Una vecina de Corvera suma una quincena de detenciones por estafa, la última a una joyería de Gijón

OVIEDO, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 38 años, vecina de Corvera, tras estafar en una joyería de Gijón. La mujer había sido detenida hasta en quince veces antes de este suceso, por otros delitos relacionados con estafas.

En el caso de la joyería gijonesa, la mujer fingió padecer una enfermedad terminal para no hacer frente al pago de joyas valoradas en más de 6.000 euros, según ha informado este sábado la Policía Nacional de Gijón en nota de prensa.

La mujer fingió durante meses padecer una enfermedad terminal que le impedía hacer frente a sus compromisos de pago. La investigación se inició con la denuncia de un joyero que el día 22 de febrero comunicó que había sido estafado por una mujer que había comprado unas joyas en su negocio y no las había pagado, alegando "múltiples excusas".

Los hechos se habían producido ya en el verano del año pasado, cuando la mujer había comprado unas joyas valoradas en unos 6.000 euros porque quería hacer unos regalos a sus padres. En el momento del pago, la tarjeta de débito utilizada tenía un saldo máximo de 1.000 euros por lo que la compradora se ofreció a abonarlas mediante una transferencia bancaria que supuestamente ordenó en ese momento en presencia de los encargados de la joyería.

Una vez efectuado el traspaso de dinero, los joyeros le permitieron llevarse las piezas seleccionadas, un brazalete, un cordón de oro, un juego de pendientes y un colgante de la cruz de la victoria. Poco después de que la cliente abandonara la joyería, se percataron de que les faltaba un cordón de oro valorado en más de 1.000 euros, por lo que de inmediato se pusieron en contacto con la mujer.

La ahora detenida admitió tenerlo envuelto en los paquetes de los regalos y dijo que posiblemente hubiese sido un error cometido por ellos al embalar los encargos. Los agentes destacan el "buen talante y disposición" de la presunta estafadora para solucionar los problemas de liquidez y la devolución del cordón, pero la mujer nunca llegó a abonar el dinero requerido ni a devolver la joya.

Durante meses, las excusas se fueron sucediendo por parte de la propia compradora e incluso de sus supuestos familiares que pedían paciencia y humanidad para entender el momento tan difícil y duro que estaban pasando. Como gesto de buena voluntad firmaron un papel de reconocimiento de deuda y se comprometieron en cumplir lo pactado realizando a finales de año un ingreso de 300 euros para reafirmar su compromiso de pago. A pesar de las buenas palabras y supuestas intenciones, no se volvieron a recibir más cantidades de dinero, por lo que los joyeros interpusieron la denuncia con la certeza de que habían sido víctimas de un engaño.

Tras su detención, los agentes también le imputaron otra estafa cometida recientemente a un empresario encargado de servicios de calefacción de Avilés. En esa ciudad había contratado la instalación de cuatro radiadores en una casa y en una peluquería que nunca llegó pagar, con un coste de casi 2500 euros.

Con las mismas argucias de hacer frente a la factura mediante transferencia bancaria fue alargando el plazo de pago hasta que dejó de contestar las llamadas y los mensajes, haciendo imposible cualquier contacto para exigirle el abono debido.

En los dos últimos años esta mujer había sido detenida tanto por la Policía Nacional como por la Guardia civil en 15 ocasiones por estafas similares cometidas en distintos comercios y joyerías de Gijón, Avilés, Oviedo, Pola de Siero y Piedras Blancas. En todos ellos había adquirido joyas, electrodomésticos, productos informáticos y tecnológicos, ropa y alimentos sin haber pagado por ellos.

A finales del año pasado, en el mes de diciembre había sido detenida en la Jefatura Superior de Policía de Asturias por no haber pagado una operación de cirugía estética que le habían practicado en el mes de junio y que costaba más de 5.000 euros.