Vox acusa al rector de promover la huelga que "nada tiene que ver con los deberes y obligaciones de la Universidad"

Publicado 07/03/2019 14:24:34CET

OVIEDO, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Vox Asturias, Rodolfo Espina, ha advertido este jueves de la "irresponsabilidad" del rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, y de todo su equipo, "al facilitar el desarrollo de una huelga el 8 de Marzo, Día de la Mujer, que nada tiene que ver con los deberes y obligaciones de una Universidad Pública".

"Hay que tener la cara muy dura para estar exigiendo un Contrato Programa con fondos públicos vinculados a los resultados de la Universidad a la vez que se facilita y se promueve la inactividad de estudiantes y profesores", sostiene.

Vox asegura que esta semana, de forma continuada, los responsables de los centros de la Universidad están enviando mensajes por correo electrónico a todo el profesorado de la Universidad de Oviedo en los que de una forma directa se les "avisa" de la no realización de pruebas, exámenes o similares, este viernes 8 de marzo, y de una forma indirecta se les invita a actuar de forma pasiva y positiva ante los estudiantes que no acudan a sus clases, siempre en relación a la huelga feminista.

Vox sostiene que la Universidad de Oviedo recibe fondos de todos los asturianos para desarrollar el trabajo de formación universitaria en sus clases, talleres y laboratorios, y para promover la investigación básica y aplicada. "Esos dineros públicos exigen una responsabilidad en su destino que parece situarse al margen de los principios de dirección y gestión que sigue el rector para que la Universidad trabaje, como debe hacer, mañana viernes 8 de marzo".

Y añade que la Universidad de Oviedo "tiene serios problemas de calidad en su docencia e investigación que exigen la máxima atención de todos, en primer lugar, del propio rector, ya que tiene muy malos ratios de empleabilidad, claramente relacionados con el deterioro de la enseñanza universitaria y con la mediocridad en los objetivos docentes de sus centros y grados".

"Nadie es 'excelente' facilitando, sino apoyando, el desarrollo de huelgas a sus estudiantes. Un día sin clase es un día sin recibir formación, y eso, en ningún país que se crea desarrollado es permisible. La obligación de los estudiantes, que cuestan mucho dinero a todos los españoles, es formarse en calidad y en cantidad. Y la de los profesores dar sus clases de la mejor manera posible y con el mejor contenido formativo", añade Espina.

Contador