Publicado 27/12/2021 13:47CET

Vox se manifiesta con los hoteleros del ocio nocturno y critica las nuevas restricciones del Principado

La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Oviedo, Cristina Coto, en la concentración convocada por la Asociación de Bares de Copas de Oviedo (ABACO)
La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Oviedo, Cristina Coto, en la concentración convocada por la Asociación de Bares de Copas de Oviedo (ABACO) - VOX OVIEDO

OVIEDO, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Oviedo, Cristina Coto, tras asistir este mediodía a la concentración convocada por la Asociación de Bares de Copas de Oviedo (ABACO) ha criticado las nuevas restricciones del gobierno de Asturias que afectan a un importante sector económico de la capital. "La misma firmeza del presidente de Asturias, Adrián Barbón a la hora de imponer arbitrarias restricciones que suponen la ruina de la hostelería y el ocio nocturno ovetense, se la exigimos a la hora de ofrecer ayudas".

"El populismo pandémico del presidente del Gobierno del Principado, decretado en Nochebuena y sin dialogo con la hostelería y el ocio nocturno criminaliza de nuevo a un sector vital para la economía ovetense", añade.

A juicio de Coto "resulta lamentable que a los hosteleros se les haya obligado a invertir en pantallas o medidores de C02, han adquirido material para los cotillones de fin de año y ahora se encuentran con un cierre sorpresivo que les discrimina con respecto al sector en otras regiones de España. Con estas políticas solo se les perjudica más".

"Este arbitrario proceder de Barbón exige de compensaciones proporcionales en forma de ayudas para todos los afectados", apunta la edil de Vox.

"En lo que atañe al Ayuntamiento de Oviedo -prosigue Cristina Coto- exigimos una nueva convocatoria de ayudas pues de la anterior un 58% de autónomos se quedó fuera cuando se acabaron los 2,5 millones de euros".

La portavoz de Vox Oviedo considera que "prohibir la venta de bebidas alcohólicas en gasolineras y negocios minoristas desde las 22.00 hasta la 06.00 horas es un absurdo que se resolverá comprando antes o después de esas horas".

"Al fin, lo que provocará esta política disparatada es el incremento del botellón, mucho más peligroso que las celebraciones en entornos controlados", concluye Coto.

Contador

Para leer más