Actualizado 12/05/2012 15:13 CET

Investigadores de la UC colaboran con la Fundación Botín en un programa de desarrollo rural en el Valle del Nansa

Mapa Valle Del Nansa
F. BOTÍN

Los grupos de investigación ETAO y GIMENA de la UC colaboran con la Fundación Botín en el programa Patrimonio y Territorio

SANTANDER, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de desarrollo rural del Valle del Nansa, que lidera la Fundación Botín, se ha apoyado en el proyecto de investigación 'Valoración del Patrimonio Territorial del Valle del Nansa y Peñarrubia', realizado por dos grupos de investigación --ETAO y GIMENA-- del departamento de Geografía, Urbanismo y Ordenación del Territorio de la Universidad de Cantabria (UC) y un equipo de la Universidad Autónoma de Madrid. El proyecto persigue un desarrollo sostenible del valle a partir de la valoración de su patrimonio territorial y paisajístico.

En el momento actual se está desarrollando el Plan de Acción del proyecto, entre las que destacan la redacción del Plan Especial de Ordenación y Protección, las actuaciones de rehabilitación y actuación paisajística en los núcleos de San Mamés y Lafuente y diversos proyectos de emprendimiento empresarial en el sector de la ganadería.

Además, los dos grupos de investigación de la UC están elaborando una propuesta de itinerarios paisajísticos con los que se pretende fomentar un turismo apoyado en la valoración del patrimonio paisajístico del Valle.

La coordinadora del proyecto, la profesora Ángela de Meer, ha indicado que el proyecto que desarrolla la Fundación Botín en el marco de su programa 'Patrimonio y Territorio' se apoya en una forma de actuar en el territorio a partir de la implicación de los agentes locales, los vecinos, el gobierno regional, los ayuntamientos y organizaciones.

La investigadora ha destacado que el proyecto Valle del Nansa propone "una nueva forma de actuar sobre el territorio", en el que las actuaciones y acciones se llevan a cabo con la "implicación" de todos los agentes sociales: Gobierno regional, ayuntamientos, asociaciones, comerciantes y vecinos. De esta forma, "todo el tejido social" del Valle del Nansa se ha implicado en este proyecto desde 2004, cuando se dieron los primeros pasos de esta iniciativa.

La Fundación Botín está poniendo en marcha cada año una serie de "medidas de acompañamiento" del Plan de Acción, que destacan, según De Meer, porque "no se hacen al margen de la población", como por ejemplo el proyecto de recuperación del río Nansa, el programa Nansaemprende, la restauración de la iglesia de San Mamés, o los festivales de conciertos en verano.