Un 23% de los residuos localizados por el Proyecto Ríos en 10 años son plásticos

Proyecto Ríos
ASOCIACIÓN CAMBERA - Archivo
Publicado 10/12/2018 13:43:08CET

SANTANDER, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El 23 por ciento de los residuos localizados por los voluntarios del Proyecto Ríos en los últimos 10 años han sido plásticos, mientras que otro 13% fueron desechos de madera y otro 12% envases metálicos, es por ello que los residuos son "obviamente uno de los principales problemas" en los ríos cántabros y sus riberas.

Además de los residuos, otro de los problemas detectados en los análisis realizado por el Proyecto Ríos entre 2008 y 2017 son las especies exóticas invasoras como el cangrejo americano, la falsa acacia, el eucalipto, el bambú japonés o el plumero.

Durante esta década, han participado en los muestreos y las actividades del proyecto más de 2.400 voluntarios, un centenar de entidades sociales y una treintena de centros educativos, que han inspeccionado más de 280 tramos fluviales, lo que equivale a 140 kilómetros de los ríos y los bosques de ribera de la comunidad.

La vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, ha hecho balance de los 10 años en los que se lleva desarrollando este proyecto en la comunidad, con el apoyo del Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIMA) del Gobierno regional y bajo la coordinación de la Asociación Red Cambera.

Acompañada del director del CIMA, Jesús García, y el técnico de la asociación Red Cambera, Nacho Cloux, Díaz Tezanos ha destacado que este proyecto se ha convertido en un "referente" en la región y es el programa de voluntariado ambiental "más veterano" de los que se desarrollan en la comunidad.

Para celebrar esta primera década del Proyecto Ríos, el próximo viernes, 14 de diciembre, se celebrará un acto en la sede del CIMA, en Torrelavega, al que se ha invitado a todos los voluntarios que han participado en las actividades y en el que se presentará el libro '10 años del Proyecto Ríos en Cantabria. Análisis ambiental 2008-2017'.

Precisamente, en ese documento se recogen los principales datos recabados en esta década, desde el número de participantes en la observación de los ríos y las actividades complementarias realizadas en cada campaña, con una media de 500 personas.

Se han muestreado 280 tramos de río, que suponen más de 140 kilómetros. En esas inspecciones y muestreos, se han localizado residuos de los que un 23 por ciento han sido plásticos, más de un 13% restos de madera y un 12% envases metálicos.

En el seguimiento de la biodiversidad de los ríos, se han registrado 862 observaciones de especies de fauna protegidas como la nutria o el martín pescador, pero también se ha detectado la presencia de fauna exótica invasora, con 1.525 observaciones en las que destacan el cangrejo americano, la falsa acacia, el eucalipto, el bambú japonés o el plumero.

En cuanto al estado ecológico, el Proyecto Ríos y sus voluntarios otorgan una "valoración buena o muy buena" a 139 de los tramos estudiados, aunque con "alteraciones en 129", y "mala o muy mala" en 12 de los tramos fluviables porque presentan una "situación degradada".

La vicepresidenta ha destacado el "valor de esta información" porque va a contribuir a "mejorar la información ambiental" de los ecosistemas fluviales de la comunidad y será un punto de partida para la sensibilización ciudadana y la puesta en marcha de proyectos de mejora por parte de la administración.

Díaz Tezanos ha afirmado que el Proyecto Ríos "se ha convertido en un modelo reconocido de participación activa de la ciudadanía en el cuidado y en el seguimiento de la calidad de los ríos" y ha puesto en marcha cuatro proyectos de custodia fluvial en el Saja-Besaya, el Ebro y en los ríos Cabo y Camesa.

Asimismo, ha ensalzado la "importante labor divulgativa" de este proyecto, con informes anuales, la realización de actividades y la participación en congresos, seminarios y jornadas, para dar a conocer los resultados.

Por su parte, el coordinador del proyecto, Ignacio Cloux, ha ensalzado la labor "altruista de cientos de personas" que de forma voluntaria recorren los ríos para su muestreo, que permite obtener una "ingente información de gran valor" para conocer el estado de los ríos y riberas de Cantabria.

Además, ha destacado que esos datos obtenidos por los voluntarios del Proyecto Ríos presentan "mucha consonancia" con los obtenidos en los estudios realizado por el Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria (IH Cantabria).

Para finalizar, ha afirmado que la mitad de los ríos tienen un estado ecológico "bueno o muy bueno" por lo que se deberían hacer acciones de conservación, mientras que la otra mitad engloba tramos "degradados y otros en estado moderado" y requieren "acciones de mejora, conservación y puesta en valor".