Real defiende que una mayor inversión en atención sanitaria puede representar un mejor desarrollo económico

Publicado 24/10/2015 18:02:56CET
Inauguración cursos sanitarios
GOBIERNO DE CANTABRIA

La consejera de Sanidad y el rector de la UC inauguran la 8ª edición del Máster en dirección y gestión de servicios sanitarios

SANTANDER, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha opinado que una mayor inversión en atención sanitaria puede ser, con el paso del tiempo, "la mejor inversión en desarrollo económico" y es un planteamiento que, a su juicio, debe estar presente en cualquier gestión pública y no impide la racionalización del gasto y su gestión de forma eficiente.

Así lo ha defendido durante la inauguración de la octava edición del Máster, experto universitario y cursos de especialización en dirección y gestión de servicios sanitarios, en la que ha afirmado que la atención sanitaria "no puede ser considerada únicamente como un gasto" puesto que es "generadora de riqueza y empleo cualificado, es un sector productivo y contribuye al desarrollo económico".

Acompañada, entre otros, por el rector de la Universidad de Cantabria, José Carlos Gómez Sal, la consejera se ha manifestado "firmemente defensora" de la sanidad pública y ha considerado "difícil de creer" que "bienes públicos esenciales" como la salud pueden ser atendidos con eficacia y eficiencia a través de dispositivos que no respondan a la lógica del servicio público.

Ha explicado que la propuesta de la Consejería de Sanidad está basada en una "gestión pública, flexible, profesional y eficiente".

Además, según ha informado en un comunicado el Gobierno de Cantabria, en la inauguración, que se celebró el viernes, citó como "ejes fundamentales" de su departamento para esta legislatura la desigualdad en materia de salud, asistencia sanitaria centrada prioritariamente en la cronicidad y fomento de la calidad como garantía de futuro.

Real considera que la gestión sanitaria no puede ser ajena a las cambiantes necesidades de atención a la salud que demandan los ciudadanos ni a los cambios que se proponen para mejorar la eficiencia del sistema sanitario.

En este ámbito ha enmarcado la importancia de invertir recursos en la formación de los profesionales que revertirá en el propio sistema sanitario y contribuirá a su sostenibilidad.

Por su parte, Carlos Gómez Sal ha destacado el Máster que se inaugura como un ejemplo de colaboración entre dos instituciones, la Universidad y la Consejería de Sanidad, que representan, según ha dicho, a las "dos principales empresas de Cantabria" y que permite aunar el conocimiento del ámbito económico y la gestión sanitaria.

Ha reiterado que la inversión en salud y en educación no representa un gasto, ya que son los dos ejes fundamentales de la cohesión social de un Estado moderno.

En el acto también estuvieron presentes la directora general de Ordenación y Atención Sanitaria, María Antonia Mora; y el director del Máster, David Cantarero.

Mora ha resaltado que contar con un sistema sanitario que cubra las expectativas y las necesidades de los ciudadanos debe ser el objetivo de cualquier gestor.

También ha indicado que implantar estrategias que mejoran la eficacia y la efectividad de los servicios públicos requiere una adaptación de los objetivos a la realidad de las necesidades

Ha señalado la importancia de lograr una alianza de corresponsabilidad con los ciudadanos, convirtiéndose en copartícipes de sus propios cuidados en salud, y contar con profesionales capaces para llevar a cabo estrategias de gestión que permitan una atención sanitaria de calidad, sostenible, equitativa y eficiente.

Por su parte, Cantarero ha explicado que esta 8ª edición del Máster, experto universitario y cursos de especialización en dirección y gestión de servicios sanitarios pretende establecer unas guías de actuación para lograr un sistema sanitario más eficaz, equitativo y solidario.

El programa del Máster, que ha formado a 227 profesionales desde su implantación, tiene un marcado carácter profesional que abarca el ámbito jurídico, económico, investigador y de gestión.

Estructurado en siete módulos incluye áreas relacionas con la economía de la salud, derecho sanitario, contratación y gestión pública, formación e investigación sanitaria, gestión de servicios sociosanitarios y sociales, gestión clínica y sistemas de información sanitaria, y gestión hospitalaria.