Publicado 04/07/2020 15:05:52 +02:00CET

Los clústeres cántabros trasladan a Industria la necesidad de personal cualificado

Sede de Sodercan
Sede de Sodercan - GOBIERNO DE CANTABRIA - Archivo

La Consejería ha puesto en marcha un programa de ayudas a clústeres para la dinamización e impulso del tejido empresarial

SANTANDER, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Innovación, Industria, Transportes y Comercio, se ha reunido por cuarta vez, por medio de la Sociedad para el Desarrollo Regional de Cantabria (Sodercan), con los clústeres de la región, que le han trasladado algunas de sus problemáticas como la necesidad de dar respuesta a la demanda de personal cualificado.

En el encuentro, que tenía como objetivo poner en común actividades, analizar problemáticas y promover la cooperación, han participado seis clústeres que representan a más de un centenar de empresas y organismos de los principales sectores industriales y que se han convertido en agentes que promueven la colaboración técnica y comercial entre las empresas del sector y terceros, además de que dinamizan y apoyan su presencia en ferias y foros internacionales.

Según ha indicado el Gobierno en nota de prensa, la Consejería de Industria, tras el estado de alarma, tenía "especial interés" en promover esta reunión para conocer de un modo directo por parte de los máximos responsables de cada organización la situación en la que se encuentran y buscar objetivos y materias comunes.

Los clústeres que han participado en esta cuarta reunión, celebrada en la sede de Sodercan, han sido el de la automoción (GIRA), el de la industria nuclear de Cantabria (CINC), el marítimo de Cantabria (MARCA), el de las energías renovables marinas (Sea of Innovation), el de la industria de la defensa (CID), el del comportamiento e investigación del fuego (CIF) y el de las tecnologías de la información y comunicaciones (TERA).

La reunión ha estado presidida por el director general de Sodercan, Javier Carrión, y además de los representantes de los respectivos clústeres, ha asistido el director general de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Emprendimiento Industrial del Gobierno de Cantabria, Jorge Muyo.

Las principales problemáticas expuestas en la reunión se han basado en la necesidad de dar respuesta a la demanda de personal cualificado, así como el interés en analizar proyectos de I+D+i, transmitiendo todos los sectores una necesidad de perfiles con capacidades adecuadas a los puestos que en la actualidad se demandan.

Para ello, los clústeres han considerado "urgente y necesario" tomar medidas y realizar acciones conjuntas en este sentido, tratando de impulsar la cualificación y vocaciones acordes a la exigencia actual de las empresas que los integran. Asimismo, otros temas "de relevancia" trasladados han sido la Industria 4.0 y la transformación digital.

Por ello, y con el objetivo de avanzar en los temas tratados, se ha abordado la creación de una serie de grupos de trabajo específicos en Formación y Talento, Transformación Digital e I+D+i, con representación de los distintos clústeres en los que se abordarán proyectos conjuntos.

PROGRAMA DE AYUDA A CLÚSTERES

La Consejería de Industria, por medio de Sodercan, ha puesto en marcha un programa de ayudas a clústeres para la dinamización e impulso del tejido empresarial de Cantabria mediante la colaboración interempresarial, con el apoyo de distintos agentes como los centros tecnológicos, de investigación y la universidad.

Este programa de ayuda nace tras el análisis de la situación actual, donde se detectan las dificultades de acceso a la I+D y a la internacionalización para las PYMEs, por lo que el fomento de la colaboración es considerado como una herramienta básica.

El apoyo a la creación y fortalecimiento de clústeres forma parte de la estrategia europea de promoción de la competitividad de las pequeñas y medianas empresas y de la innovación. Según dicha estrategia, los clústeres constituyen un medio para paliar las consecuencias que ciertas deficiencias de mercado, relacionadas con problemas de tamaño y coordinación, tienen sobre las posibilidades de las empresas de relacionarse entre sí, establecer flujos de conocimiento y alcanzar la masa crítica suficiente para desarrollar proyectos de innovación que mejoren su competitividad.

Desde la Consejería se ha considerado que esta estrategia permitirá una mejora competitiva a las empresas cántabras desde dos enfoques: el del acceso a nuevos mercados y el de la promoción de la innovación tecnológica.