Abril fue ligeramente cálido y seco en Cantabria

Abril fue ligeramente cálido y seco en Cantabria
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 07/05/2019 10:29:50CET

SANTANDER, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El pasado mes de abril fue ligeramente cálido y seco en Cantabria, según el 'Avance climatológico' de la Delegación Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, mientras abril fue cálido en los valles centrales de Cantabria, y en especial en el área de la bahía de Santander, en los valles del Ebro, Nansa y Asón se mantuvo con las temperaturas en torno a los valores normales.

Además, fue seco en los valles del Nansa y Saja, mientras que en el resto de la región se recogió la cantidad de lluvia esperada en estas fechas.

Las precipitaciones de abril estuvieron ligeramente por debajo de la media, a pesar de que la lluvia apareció con frecuencia y se extendió por toda la región. De este modo, se registraron 16 días de lluvia en Mataporquera y Terán de Cabuérniga, 14 días en Villacarriedo y 13 en Ojáiz.

Con carácter general se recogió, aproximadamente, un 10% menos de la cantidad esperada en abril.

Los episodios de mayor acumulación de precipitación se produjeron los días 3 y 18. En el primero la lluvia se concentró en los valles centrales y orientales, con más de 30 litros por metro cuadrado en varias estaciones; mientras que en el segundo, las comarcas que recibieron más lluvia fueron los valles del centro y oeste, así como las del Ebro y Liébana, con 25 litros por metro cuadrado en Bárcena Mayor, 31 en Fuente De y 26 en Nestares, entre otras.

Las temperaturas han ascendido progresivamente a lo largo del mes. De hecho, abril se inició con un ambiente térmico casi invernal, acentuado por las nevadas de la primera semana. El día 4 se registraron las temperaturas más bajas del mes: 7,4 grados bajo cero en Nestares, -7 grados en Cubillo de Ebro y tres bajo cero en Fuente Dé.

Las temperaturas más altas se produjeron entre los días 15 y 18, cuando la llegada de una gran borrasca atlántica favoreció la entrada de aire procedente del norte de África que elevó las temperaturas por encima de 25 grados en localidades como Torrelavega, Ramales, San Felices o Villacarriedo.

La insolación estuvo en los valores normales, o ligeramente por encima. En el Aeropuerto de Santander ha brillado el sol durante 163 horas, un 9% por encima de lo normal.

El viento recorrió en el observatorio del aeropuerto de Santander 9.088 kilómetros durante el mes, ligeramente por encima de la cifra esperada de 8.863, con un incremento apreciable de la frecuencia de la dirección suroeste respecto de la media.

Se detectaron más de 1.200 descargas procedentes de rayos sobre la región en 9 días de tormenta. Los días 15 y 9 fueron los de mayor actividad eléctrica con 800 y 300 descargas, respectivamente.

VALORES EXTREMOS

Por lo que se refiere a los valores extremos en la región durante el mes de abril, la temperatura máxima más alta fue de 27 grados el día 15 en Sierrapando (Torrelavega) y la mínima más baja, de -7,4 el día 4 en Nestares.

La máxima precipitación recogida en 24 horas fue de 38 litros por metro cuadrado el día 18 en Alto Campoo, mientras que la racha máxima de viento alcanzó los 99 kilómetros por hora el día 17 en Alto Campoo.

Contador

Para leer más