La actriz Clara Sanchís defiende el "teatro de ideas" porque las mujeres "están poco en el raciocinio"

          Clara Sanchís
EUROPA PRESS
Publicado 03/09/2018 14:02:13CET

Esta noche interpreta la obra 'Una habitación propia', de Virginia Woolf, en el ciclo 'Noches de Teatro' de la UIMP en Santander

SANTANDER, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La actriz Clara Sanchís ha defendido este lunes en Santander su capacidad para iniciar proyectos propios y su interés en el "teatro de ideas" y no en el teatro "de emoción" porque las mujeres están "siempre en el sentimiento, en las emociones, y poco en el raciocinio, en la mayoría de los personajes" a los que acceden.

Así, ha explicado que los personajes femeninos "casi siempre giran en torno al amor" y cree que aunque "el amor está muy bien, hay otras cosas", tal y como ha dicho en una rueda de prensa esta mañana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Esta noche a las 22 horas, en el ciclo 'Noches de teatro' en el campus de Las Llamas, interpretará 'Una habitación propia', una adaptación de la obra homónima de la autora británica Virginia Woolf y que ella produce. En esta función, Sanchís, además de actuar, toca el piano, con lo que ha dicho cumplir "un sueño" debido a su formación musical.

En este encuentro con los medios, no ha querido concretar proyectos que tenga en mente en esta línea de hacer un "teatro de ideas" porque, entre otras razones, está preparando actualmente la obra 'El mago', de Juan Mayorga. Pese a todo, sí ha citado la novela 'Orlando' de Virginia Wolf y al escritor argentino Julio Cortázar.

Tal y como ha explicado Sanchís, este libro de Virginia Woolf es "muy complejo" porque la autora era "muy libre, muy salvaje", y porque ella "presupone" que la inteligencia del público era como la suya propia, pero "no es así".

En este sentido, ha comentado que tanto el texto como su interpretación y la dirección de María Ruiz se centran en conseguir un "teatro de ideas, profundamente racionalista" con ideas "tan potentes" que descubren una serie de cosas que "provocan una emoción impresionante" en la audiencia.

De hecho, Sanchís ha afirmado que hasta cuatro mujeres se han desmayado en cuatro representaciones diferentes de 'Una habitación propia', y ha proseguido afirmando que se ha dado cuenta del "poder emocional" que tiene el teatro para transmitir el mensaje de este texto, cuya protagonista es una conferenciante que "es y no es" Virginia Woolf.

CONEXIÓN DE LAS MUJERES CON SUS MADRES, ABUELAS Y BISABUELAS

En este libro, ha concretado, la escritora británica refleja las "dificultades" que tuvo en su momento para moverse por los campus masculinos y la "batalla" de las mujeres británicas para que hubiera universidades femeninas porque, ha denunciado Sanchís, las mujeres "han estado durante siglos condenadas al analfabetismo" y "no se les permitía desarrollar" su intelecto.

Además de recordar que Woolf escribió este libro después de dar una serie de conferencias en las primeras universidades femeninas que hubo en Reino Unido, Sanchís ha reivindicado que con 'Una habitación propia' las mujeres se conectan emocionalmente con sus madres, abuelas y bisabuelas, hasta el punto de que "las ves" y "tomas conciencia" de sus vidas.

En su opinión, se produce una conexión y una toma de conciencia "de la vida de la otra mitad de la Humanidad, que nos ha criado y nos ha hecho crecer". Por ello, considera "inevitable" que se produzca una "emoción" en la obra, a pesar de que Woolf dio "prioridad" al raciocinio y al sentido del humor frente "a la autocompasión" o al "regodeo en el dolor".

"NO HEMOS PRETENDIDO REVIVIR A VIRGINIA WOOLF"

Igualmente, Sanchís ha recordado los "llenos" que ha tenido la obra en teatros como el Pavón Kamikaze o el Teatro Español en Madrid y la gira por 30 ciudades, y aunque ha apuntado que "no hemos pretendido revivir a Virginia Woolf', sí se produce este efecto porque han conseguido transmitir "la potencia" del texto.

En cuanto al trabajo sobre las tablas, la actriz y productora ha concretado que lo hace "con mucha pasión" y "sencillez", sin "interponerse" entre el discurso "genial" de Woolf sobre la igualdad entre hombres y mujeres, y los espectadores. Por el contrario, ha apostillado, su intención es ser "un vehículo" que transmita el mensaje del libro.

A este respecto, sobre el contenido del texto, ha explicado que cuando lo leyó le "golpeó" y se dio cuenta de que "en realidad" no sabía qué había pasado con las mujeres en el mundo, con el "daño" que ha causado "la historia del patriarcado, el exceso y abuso de poder" tanto a hombres como a mujeres.

Sanchís ha explicado que a pesar de que el pasado ha dejado en "nuestras abuelas y bisabuelas" un "poso doloroso", este "se ha cubierto como si no pasara nada". Por este motivo, ha reivindicado la necesidad de "saber bien qué ocurrió" porque "nos debemos ese conocimiento".

"NO ES CIERTO QUE CONOZCAMOS NUESTRO PASADO"

"No es cierto que conozcamos nuestro pasado", ha lamentado Sanchís, quien considera que es "muy bueno" conocerlo para poder "desmantelarlo" porque una "injusticia tan grande", en referencia a la desigualdad de las mujeres, "hay que conocerla al detalle".

De esta forma, la actriz y productora ha lanzado la pregunta de si se puede decir a día de hoy que se haya acabado con la desigualdad entre hombres y mujeres y si "realmente" se vive en un mundo "igualitario" con "igualdad real". A continuación, ha respondido diciendo que "no" a pesar de que "se ha avanzado mucho".

En este sentido, ha dicho que en la actualidad se vive en una sociedad que tiene la "inercia" de "siglos y siglos" anteriores y que "eso no se cambia" en unas décadas, por lo que aunque opina que se ha avanzado "muchísimo" en esa materia, ha lamentado que se sigue teniendo una violencia de género "aterradora".

Asimismo, ha afirmado que las mujeres están "ocupando" las universidades, a veces los resultados "no repercuten" en la realidad profesional de las mujeres. "Pero poco a poco lo conseguiremos", ha pronosticado Sanchís.